Celebridades

España contará con financiación del BCE al menos hasta 2022

“Las medidas adoptadas contribuirán a mantener unas condiciones de financiación favorables durante la pandemia, lo que apoyará el flujo de crédito a todos los sectores de la economía, respaldará la actividad económica y salvaguardará la estabilidad de precios a medio plazo”

España contará con financiación del BCE al menos hasta 2022
España contará con financiación del BCE al menos hasta 2022

El Banco Central Europeo (BCE) anuncia ahora que la financiacion a los gobiernos se alarga por lo menos hasta marzo de 2022 y crece hasta alcanzar un volumen total de 1,85 billones de euros. Los 500.000 millones de dinero nuevo que Lagarde pone sobre la mesa suponen una ayuda inestimable para Gobiernos como el español, que ganan tiempo y pueden estar tranquilos con la montaña de deuda que se les viene encima.

Sede del BCE en Fráncfort. Foto: Esbolsa.com

Pero esta decisión no llega sola. Como los responsables del Eurobanco habían dejado claro en las últimas semanas, el jueves tocaba una “recalibración” de amplio espectro de sus herramientas. El inusualmente largo comunicado mencionaba siete aspectos distintos. Además del aumento de las compras, destaca la ampliación de las condiciones favorables de crédito a la banca y otras medidas destinadas a aliviar el sufrimiento del sector por los bajísimos tipos de interés, reseñó El País.

“Las medidas adoptadas contribuirán a mantener unas condiciones de financiación favorables durante la pandemia, lo que apoyará el flujo de crédito a todos los sectores de la economía, respaldará la actividad económica y salvaguardará la estabilidad de precios a medio plazo”, aseguraba el comunicado.

Con esta decisión, Lagarde trata de garantizar que los Gobiernos no tengan que preocuparse durante el próximo año y el comienzo de 2022 por los costes de financiación de su deuda ni por hipotéticas tormentas financieras. Y también elimina nubarrones que se ciernen sobre la banca. Otorga así un balón de oxígeno en lo más duro de la crisis, aunque la palanca decisiva para impulsar la recuperación no está ahora en Fráncfort, sede del BCE, sino en Bruselas, donde los jefes de Estado y de Gobierno de la UE se reunieron este mismo jueves para desatascar el fondo de recuperación, un objetivo que finalmente han cumplido.

“En estos momentos, los estímulos fiscales son más efectivos que los monetarios y el BCE está generando el entorno ideal para que los Gobiernos no tengan que preocuparse de la financiación de dichos estímulos”, explica Francisco Vidal, economista jefe de Intermoney.

Pero quizás el mayor riesgo al que se enfrentan Lagarde y sus lugartenientes es la incertidumbre sobre la duración de la pandemia. El BCE ha presentado nuevas previsiones de crecimiento para la eurozona, más sombrías que las de septiembre. Entonces, la mejoría de la situación le hizo pensar que tras una caída del PIB de la zona euro este año del 8%, en 2021 se recuperaría con un repunte del 5%. Hoy, tras las restricciones impuestas por la dureza de la segunda ola, ese escenario se aleja hacia territorios menos optimistas: la caída este año será inferior, del 7,3%, pero la recuperación será considerablemente menos fuerte, del 3,9%. Y Lagarde ya da por hecho una nueva caída de la actividad en este trimestre.

Marianyfel Salazar

Periodista and Social Media Management, con conocimientos en Comunicación Corporativa y Organizacional; medios de comunicación impresos, audiovisuales y radiofónicos; y posicionamiento de marcas+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias