Cultura

Suspenden "La Traviata" en el Liceu de Barcelona

Aunque el 'conseller' Sàmper había abierto la puerta a la ampliación de aforo, finalmente el Procicat la ha rechazado debido a que la fase 1 del estado de alarma no se ha terminado de levantar del todo

La función de la Traviata realizada el pasado 24 de noviembre
La función de la Traviata realizada el pasado 24 de noviembre

El Liceu de Barcelona se queda sin ‘Traviata’ este martes y miércoles. De las 18 funciones previstas solo se habrán podido ver la de la noche del estreno, cuyas 1.000 localidades vendidas con antelación tuvieron que repartirse en dos espectáculos solo para 500 personas -tope que marca el Procicat- el viernes y el sábado. También este lunes se ha mantenido la función para jóvenes menores de 35 años, siendo esta la última. 

Un gragmento de la ópera mientras es mostrada en el Liceu. Foto: Twitter/@Marc_Busquets

Pero hacer ópera para 500 personas es inviable económicamente. Hasta que el tope del Procicat no aumente y el Liceu pueda ofrecer obras al 50% de su aforo como la mayoría de las salas en Cataluña no volverá a ofrecer representaciones.

¿Cuándo volverá la ópera al Liceu? Marc Ramentol, secretario general de Salut de la Generalitat, ha dejado claro que la ampliación del aforo no se producirá si no mejoran los indicadores epidemiológicos, algo que no se está produciendo. Sin embargo, el Procicat está estudiando un informe del Liceu donde destacan los sistemas de climatización y renovación del aire implantado este verano a raíz de la pandemia para garantizar la máxima seguridad. 

Y el 'conseller' de Interior Miquel Sàmper ha declarado en este sentido que el Govern estaría “dispuesto” a replantear las limitaciones actuales. El Liceu por ahora prefiere agarrarse a esta perspectiva para mantener la esperanza de poder continuar cuanto antes con su actividad. Sàmper ha explicado que la “la decisión se tomará en las próximas horas o días”. 

El Liceu se había lanzado a preparar esta producción de David McVicar con primeras figuras de la lírica pensando en un panorama distinto, confiando en que ese tope de 500 personas impuesto a los teatros y auditorios por el Procicat cambiaría al entrar en marcha la fase 2 de la desescalada que permitiría alcanzar el 50% del aforo.

Pero no ha sido así, pues la prórroga de la fase 1 hasta el 21 de diciembre debido a los preocupantes datos epidemiológicos lo ha hecho imposible, algo que pone en peligro las cuentas y la programación no solo del Liceu sino de otros grandes espacios como los teatros Tívoli y Coliseum y auditorios como el Palau de la Música y el Auditori.

Marianyfel Salazar

Periodista and Social Media Management, con conocimientos en Comunicación Corporativa y Organizacional; medios de comunicación impresos, audiovisuales y radiofónicos; y posicionamiento de marcas+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias