Deportes

Asensio eleva el nivel del Madrid

Ni el parón ni el inminente duelo de Champions ante el Liverpool distrajeron al Real Madrid, que resolvió con autoridad frente al Eibar. Contundencia, solidez y regularidad no eran palabras habituales en el equipo blanco esta temporada, sobre todo cuando ha apretado el calendario. Da la impresión de tocar su altura de crucero en un momento ideal, sumando además soldados a la causa.

Asensio eleva el nivel del Madrid
Asensio eleva el nivel del Madrid
Por:  Marca.com

Marcelo, Isco y, sobre todo, Marco Asensio, brillante aunque intermitente. Hizo un gol y participó en acciones espectaculares. Conviene, de todos modos, poner en cuarentena la sensación por la escasa resistencia del rival. El Eibar compitió poco, se presentó como penúltimo y puede acabar la jornada como colista. Preocupante para un equipo admirable que atraviesa un momento delicadísimo.

Para que no suene a excusa, que ya saben que si el Real Madrid lamenta un error arbitral en contra no es más que un pretexto, una cortina de humo, una mancha en su grandeza, el juego blanco en el primer tiempo fue estupendo. Todos los invitados por Zidane a entrar en la rotación aceptaron y aumentaron la apuesta. Destacó Asensio, brillante e intermitente, autor de un tanto legal perfecto en el control y la ejecución, y de otro bien anulado por fuera de juego con un taconazo calcado a uno de Di Stéfano. En su propia casa. También lució Marcelo como exterior zurdo, liberado de tareas defensivas y con el doble acierto de anclar a Mendy en la zaga, donde es más y mejor. Y sobresalió Isco en la medular, sobre la izquierda, moviendo la bola con criterio junto a Modric.

En realidad el Madrid fue muy superior al Eibar en ese primer acto. En bloque. En casi todas las facetas, salvo en la finalización. Porque Benzema abrió la función leyendo un error de Soares y encarando a Dmitrovic, que le tapó el gol con una mano milagrosa. Y sumó el equipo blanco, además del gol, un buen puñado de oportunidades, con una falta directa escorada de Asensio, fantástica, al larguero, más otro gol anulado a Benzema tras un centro espléndido de Marcelo. Fuera de juego claro. No hay duda. Además, los blancos no concedieron ninguna clara a los armeros, que han perdido ese tono combativo que siempre tuvieron los armeros con Mendilibar. Tienen buenos futbolistas, quizá mejores en calidad que otros años, pero le cuesta competir. No es casualidad que ocupe la penúltima posición. Mucho por luchar... y por sufrir.

Y vamos a lo del asunto arbitral. Centró Marcelo y entró Casemiro al segundo palo, emparejado con Soares, que agarró al brasileño. El árbitro, Díaz de Mera Escuderos, que empezó la tarde pitando a Casemiro una falta como la de Modric en Balaídos, indicó que el agarrón no era tal, y Munuera Montero en el VAR no enmendó la plana. Una más para sumar al vídeo de los errores que mostró el canal oficial. Crece la anomalía estadística, ni un penalti a favor desde el Camp Nou. Visto este agarrón o el del día del Elche, puede que concluya LaLiga sin que le vuelvan a pitar un penalti a favor.

El segundo tiempo no varió la sensación de superioridad local. Entró Inui por Bryan, también tocado tras los partidos de selección, pero el Madrid siguió acumulando buenas llegadas, sin mucha puntería. También colaboró en mantener vivo el duelo Dmitrovic con una parada extraordinaria, a mano cambiada, respondiendo a un zurdazo buenísimo de Asensio. El segundo parecía al caer y se desató la tormenta.

Rayos, truenos, agua y sobre todo viento, a favor del Eibar, cambiaron el decorado. Se igualó la contienda y el Eibar se adaptó mejor, con Enrich ya en el campo. Pudo llegar el empate de la manera más tonta, en una cesión atrás de Lucas que no midió bien Courtois y el belga salvó en el último metro. Zidane refrescó el once y metió cuatro cambios para cortar la inercia. Mano de santo.

Las sustituciones devolvieron la iniciativa al equipo blanco. Vinícius entró en izquierda por Marcelo y no tenía tiempo que perder para contestar la reivindicación de Asensio. Primero participó en otro gol anulado a Casemiro por fuera de juego. Bien anulado también. En la segunda acción encaró a Soares, amagó por dentro, se marchó por fuera y picó con la zurda al segundo palo, donde Benzema cabeceó picado, perfecto, incontestable. El mejor jugador de marzo empieza abril con las constantes de un goleador consumado.

El 2-0 resolvió los puntos. Zidane agotó cambios, condicionado por el duelo inminente de Champions. Aún así, es noticia que el francés agote las sustituciones. El Eibar no pudo dar respuesta, atenazado por sus urgencias. Nada será igual el martes frente al Liverpool, aunque siempre es mejor llegar con buenas sensaciones a un duelo de máxima exigencia.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias