Deportes

Caída del Barça ante el Granada deja el plato servido para la jornada 35 de La Liga

Entre las sorpresas menos esperadas de La Liga está la derrota que el Granada le propinó al Barcelona este jueves. Un Barcelona en ascenso, fortalecido y goleador, cayó frente a un corajudo equipo visitante que aprovechó sus pocas ocasiones para dar la vuelta al marcador. El torneo queda aún más encendido para la jornada 35.

Caída del Barça ante el Granada deja el plato servido para la jornada 35 de La Liga

Señalamientos, acusaciones, responsabilidades compartidas, hoy todo son reproches en el Barcelona luego de perder la ocasión de oro de dejar escapar unos puntos que podrían haberle asegurado el campeonato de La Liga sin sudar mucho. Lo cierto es que no hay mucho que revisar en el juego del Barça, que no estuvo del todo mal, pero que contó con la mala suerte de que sus remates al arco, no encontraron la malla.

Messi había dejado la mesa servida para asaltar la cima de la tabla al primer tiempo.

Piqué volvió a brillar en la defensa, y fue determinante en el intento de empatar las acciones, pero no tuvo puntería suficiente. Messi deslumbró en la primera parte, dejando un gol de lujo y varios intentos fallidos, pero en el complemento fue asfixiado por la defensa del Granada. Griezmann también tuvo su momento en la primera parte, colocando una genial asistencia al gol de Leo, pero falló al menos un par de oportunidades irrepetibles.

La primera parte del compromiso ya anunciaba que La Liga tendría un nuevo líder en la tabla de posiciones con el gol de Messi y el buen juego que venía mostrando el Barça, pero sucedió lo impensable tras falla en la defensa nuevamente de Mingueza, que permitió el gol del empate conquistado por el venezolano Darwin Machís.

Luego vino el cansancio, a estas alturas del campeonato los equipos más exigidos comienzan a dar muestras de desgaste y las piernas no dan para más. Los cambios del Barcelona no estuvieron muy acertados, aunque la entrada de Dembélé por Sergi Roberto ofreció más tranquilidad y movilidad por la banda derecha.

Los nervios en el banquillo provocaron la expulsión del técnico culé Ronald Koeman, quien vio la roja por algo que presuntamente habría dicho al árbitro. Minutos después llegó la debacle para el Barcelona con el gol de la remontada anotado por Jorge Molina, quien anotó una perla de gol de cabeza que encontró a un Ter Stegen mal colocado bajo los tres palos.

El Barça apretó en los minutos finales con intentos de Piqué, Messi y Griezmann, pero ni le alcanzó el tiempo ni las fuerzas. Tras el final del partido, Koeman responsabilizó a su defensa por los goles rivales. "Sus goles vienen por nuestra falta de concentración en defensa", aseguró el neerlandés.

Celebración en el Granada tras el gol del empate marcado por el venezolano Darwin Machís.

De esta manera el Barcelona que debió amanecer hoy en lo más alto de la tabla, se queda en el tercer puesto con el peso de someterse a la misma presión que hoy carga el Atlético de Madrid y el Real Madrid, quienes ya no tienen margen de error para procurar el título. A la espera de equivocaciones como la del Barça, está un Sevilla que todavía tiene gasolina en el tanque.

De esta manera queda el plato servido para la jornada 35, en la que se enfrentan Barcelona y Atlético de Madrid en Camp Nou, y el Real Madrid recibe al Sevilla. Al parecer de esta fecha saldrá el campeón de La Liga.

Randolph Borges

Periodista de la UCSAR y locutor por la UCV desde hace más de 20 años. Convencido de que Superman y Spider-Man tuvieron un buen motivo para elegir el periodismo. Sigo buscándolo. Apasionado de la ciencia ficción, del cine y de todo lo que se cuente en clave de saga. Soy uno con la Fuerza y la Fuerza está conmigo, y estoy seguro que el daño de Disney a Star Wars es reparable.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias