Deportes

Estalla la Superliga a 48 horas de nacida y los equipos españoles insisten en hacer el ridículo

La pretendida Superliga, creada en principio por doce clubes rebeldes a la UEFA, se quedó sin aliento a tan solo dos días de haber sido creada. La salida de un solo golpe de los seis equipos británicos, la ha dejado herida de muerte, y ahora son los clubes italianos los que van abandonando el barco.

Estalla la Superliga a 48 horas de nacida y los equipos españoles insisten en hacer el ridículo

La Superliga fracasó y millones de hinchas del fútbol mundial, pero especialmente del fútbol europeo, celebran entusiasmados el desmoronamiento de una iniciativa que prometía fracturar al deporte más seguido en el planeta. No transcurrieron más de 48 horas cuando el proyecto se venía abajo, luego de que los seis equipos ingleses (Manchester City, Arsenal, Liverpool, Manchester United, Chelsea y Tottenham) abandonaran la iniciativa. Los italianos deben hacerlo en las próximas horas.

Las presiones de la UEFA, de la FIFA, del Gobierno británico, pero especialmente de millones de hinchas, que es en definitiva a quienes se deben los clubes de fútbol, obligaron el paso atrás de los equipos ingleses. Incluso el propietario del Liverpool, John W Henry, realizó un comunicado en el cual ofrecía disculpas a su fanaticada “por el caos causado en las últimas 48 horas” y dijo que seguirán trabajando para que los seguidores del club se sientan orgullosos de él.

El primer equipo en hacerse a un lado fue el Manchester City, luego, como en cascada, se fueron pronunciando uno a uno los clubes británicos. La opinión pública fue determinante en el abandono de la mitad de los equipos que conformaban esta iniciativa, que ya había sido atacada por la unanimidad de los clubes de sus respectivos países, además del pronunciamiento de los clubes alemanes y franceses que desde el principio se rehusaron a formar parte de la Superliga.

Pasada la medianoche, los equipos españoles (Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid) e italianos (Juventus, Inter y Milan) firmaron un comunicado en el que manifestaban su voluntad de seguir adelante, pero en las primeras horas de la mañana de este miércoles, ha el Inter se había echado para atrás y el Milan estaba analizando la situación. El presidente de la Juve, Andrea Agnelli, medita su renuncia al club.

“Pese a la anunciada salida de los clubes ingleses de la competición, forzados a tomar dicha decisión por causa de la presión a la que han sido sometidos, estamos convencidos de que nuestra propuesta es correcta”, dice parte del comunicado, que complementa con un guiño de disculpas que son “conscientes de la necesidad de tomar en consideración la opinión de los distintos actores de la comunidad del fútbol”.

En España, todavía no ha habido un pronunciamiento de las directivas de los clubes involucrados, pero ya algunos jugadores comienzan a dar claros indicios de que no están conformes con el proyecto de la Superliga. El primero en hacerlo fue el defensa del Barcelona, Gerard Piqué, quien a través de su cuenta twitter publicó su postura: "El fútbol pertenece a los aficionados; hoy más que nunca".

Desde el programa “El Chiringuito”, uno de los reductos defensores de la Superliga, donde Florentino Pérez, presidente del Real Madrid y del fracasado proyecto paralelo, dio su primera entrevista sobre el tema, se defiende con fervor la iniciativa. Piqué también les dejó un mensaje: "Ayer una fiesta, hoy hundidos. El Chiringuito de Florentino".

Randolph Borges

Periodista aficionado al maravilloso mundo de los comics y las películas de ciencia ficción. Locutor de radio y voice over+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias