Deportes

¿La Copa de Rey hará que Messi se quede en el Barcelona?

El equipo catalán ratificó su dominio en la historia de la competición, dio una cátedra de fútbol contra un alicaído Athletic Club y se anotó su primer torneo de la temporada. Con temas por resolver todavía, resta la decisión de Leo Messi sobre si se queda o se va.

Con la de este sábado, el Barcelona ha levantado 31 veces el trofeo de la Copa de Rey y ratifica su condición de máximo campeón de este torneo. Luego de caer frente a su archirrival, el Real Madrid, en el clásico de La Liga, el equipo de Ronald Koeman se recuperó mentalmente y se enfocó en uno de esos juegos que estábamos acostumbrados a verle en los grandes momentos del Barça.

El juego arrancó con un Barcelona trepidante, que buscó siempre el arco rival desde el pitido inicial. Jugadas claras de Griezmann, el palo de De Jong y una posesión que por momentos llegó al 84%, inclinaban la balanza hacia los azulgrana, que estaban muy cerca de vencer a Unai Simón.

Luego de un primer tiempo en el que el Athletic Club aguantó de todo y mostró algún tímido acercamiento al arco de Ter Stegen, los de Koeman arrancaron un segundo tiempo aún más ofensivo. El primer gol no tardaría en llegar a la hora de juego con un certero centro al área de De Jong que remató sin pensarlo Griezmann. Dos minutos más tarde sentenciaría el partido el remate de cabeza de De Jong tras un centro brillante de Jordi Alba. El 0-2 ponía cifras definitivas para como estaban las cosas.

Pero el Barça quería más y lo tendría. Faltaba frotar la lámpara para que apareciera el mago y así sucedió. Lionel Messi nos regaló una de esas jugadas por las que se le conocerá en la historia del fútbol, con regates exquisitos desde la mitad de la cancha, triangulaciones perfectas y remate bien colocado que dejó el 0-3 parcial.

Las cifras definitivas las alcanzaría el argentino luego de un balón lanzado al área por parte de Jordi Alba, que Messi tocó ajustado al palo para poner el 0-4 y darle al Barcelona su primera gran alegría del año al conquistar nuevamente la Copa de Rey.

El Athletic no buscó el juego ni fue rival para un Barcelona decidido y se le esfumó el trofeo por segunda vez en menos de dos semanas, luego de que la Real Sociedad alzara la Copa el pasado 3 de abril. Doble trauma para los de Marcelino que encajan derrotas en la mística final vasca y contra un Barça en su mejor presentación.

La gran duda se la lleva el Barcelona como un misterio por revelarse: ¿será suficiente este triunfo para que Messi se quede en el club? Como en ocasiones anteriores el mismo argentino lo ha dicho, su veredicto final se producirá al término de la campaña. Ya logró darles otro trofeo a las vitrinas azulgranas y alzarse con otro récord: convertirse en el jugador con más goles en la historia de la Copa de Rey con 9 tantos. Falta su decisión para sumar otra alegría (o no) a la afición del Barça.

Randolph Borges

Periodista de la UCSAR y locutor por la UCV desde hace más de 20 años. Convencido de que Superman y Spider-Man tuvieron un buen motivo para elegir el periodismo. Sigo buscándolo. Apasionado de la ciencia ficción, del cine y de todo lo que se cuente en clave de saga. Soy uno con la Fuerza y la Fuerza está conmigo, y estoy seguro que el daño de Disney a Star Wars es reparable.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias