Deportes

Nuevas declaraciones enrarecen el percance racista entre el Valencia y el Cádiz

El pasado domingo el incidente que más llamó la atención en la jornada de La Liga, lo protagonizó un episodio ajeno al fútbol como tiene que seguir siendo el racismo. El jugador del Valencia, Mouctar Diakhaby y el del Cádiz, Juan Cala emitieron sus alegatos públicos este martes para añadir más fuego a la brasa.

Nuevas declaraciones enrarecen el percance racista entre el Valencia y el Cádiz

Si en algo comulga casi toda la opinión pública ligada al fútbol, es en su intolerancia al racismo. Ayer mismo el entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, opinaba sobre el lamentable episodio entre el Valencia y el Cádiz en el que Mouctar Diakhaby denunció haber sido ofendido de manera racista por Juan Cala. Zizou dijo, sin caer en juicios de valor, que hay que tener “tolerancia cero al racismo”.

A dos días del incidente, Diakhaby ha dado su impresión sobre el asunto en las redes sociales, en donde ha manifestado que está mucho más tranquilo, pero indignado por la situación. "Después de dos días estoy muy tranquilo y quiero hablar de lo que pasó en Cádiz el domingo. Hay una jugada donde un jugador me insulta y las palabras son 'negro de mierda'. Eso es intolerable y no puedo permitir eso y habéis visto todos mi reacción”, comentó el jugador.

Contó que tras la ofensa proferida por Cala “mis compañeros y yo decidimos ir al vestuario, que era una buena decisión y luego un jugador de ellos nos dijo a un jugador nuestro que si Cala se excusaba, volvíamos al campo. Y mis compañeros y yo dijimos que no, que las cosas no son así que no puedes hacer algo y excusarte y dejarlo pasar. Yo hoy me siento bien, pero me ha dolido muchísimo, es la vida”.

Lo contado por Diakhaby suma otra pieza más al rompecabezas, ya que según sus palabras, habría un jugador del Cádiz que pudo ser testigo del insulto, lo que se suma a los audios que ya circulan en las redes sociales, en los que se escucha la ofensa de Cala hacia el jugador galo.

La sanción por este tipo de actos racistas en el fútbol, se castiga entre dos y cinco años de suspensión, motivo por el cual el jugador Juan Cala, ha emprendido su defensa negando que haya cometido tal acción y dejando la duda sobre lo que Diakhaby pudo haber entendido.

La postura de Cala

Juan Cala, jugador del Cádiz, se ha declarado inocente de los insultos racistas de los que le acusa su colega del Valencia Mouctar Diakhaby. "Parece que estamos en el Oeste. No sé qué ha pasado con la presunción de inocencia. Nadie se merece este linchamiento público. Aquí tienen mi teléfono para, por lo menos, disculparse", declaró este martes.

Dijo que tras el incidente ha recibido insultos y amenazas a través de las redes sociales, algo para lo que, según comenta, no estaba preparado. "De lo que sucede a lo que luego pasa, es todo un circo. Hay dos opciones. O Diakhaby se lo ha inventado o lo ha entendido mal. El resto es un circo", especuló en su declaración el futbolista.

"He convivido con chinos, sudafricanos. He estado en Guinea con Kanouté y Benjamín. Es un espectáculo lo que está sucediendo. Estoy en estado de shock. Estamos en el fútbol sin público. Hay 20-25 cámaras, micrófonos, jugadores, árbitros... y nadie oye nada", dijo Cala a pesar de los audios que ya recorren las redes en los que se presume la responsabilidad del jugador.

Randolph Borges

Periodista con experiencia en radio, tv y medios digitales. Columnista de opinión y periodista de investigación. Locutor de radio y voice over+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias