Deportes

Se desata la “Guerra Europea” tras el nacimiento de la Superliga

El mundo del fútbol se ha estremecido tras el anuncio de varios renombrados clubes de fundar un torneo mucho más emocionante y con menos trámites que la Champions League. La Superliga surge entre la polémica de un fútbol más llamativo y los señalamientos de un esquema discriminatorio.

Hasta ahora son 12 los equipos europeos que se han suado a la iniciativa de conformar la Superliga, un nuevo torneo continental en el que varios de los grandes clubes del continente, se han dado cita para hacer más emocionante los campeonatos de clubes. El Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Milán, Arsenal, Chelsea, Inter, Juventus, Liverpool, Manchester City, Manchester United y Tottenham, conforman hasta ahora los clubes involucrados en este desafío a la UEFA.

Los clubes rebeldes ante la UEFA desatan una guerra de alcances incalculables.

La decisión de estos equipos, que viene siendo estudiada desde hace algún tiempo, persigue acelerar las ganancias por concepto de cantidad de juegos jugados y derechos de transmisión, por lo que pretenden aglutinar en este grupo selecto de clubes, la atención de la máxima competición europea, en detrimento del actual formato de la Champions League, que incluye un formato de clasificación y fase de grupos que no reporta muchas ganancias a los clubes y resulta un desperdicio de tiempo y dinero.

El presidente de la Superliga es el recién reelecto presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, quien anunció que el formato de este torneo contará con veinte equipos, 15 de ellos fijos y cinco invitados que se rotarán anualmente.

Pero la UEFA no se ha quedado de brazos cruzados ante la afrenta de los clubes, que tomaron esta iniciativa sin consulta previa y el correspondiente aval. En consecuencia, ha emitido un comunicado, suscrito por las federaciones y las ligas profesionales de España, Inglaterra e Italia, en el cual establece sanciones para los clubes y jugadores que “no podrán jugar en ninguna otra competición a nivel nacional, europeo o mundial, y sus jugadores podrían verse privados de representar a sus selecciones nacionales”.

Florentino Pérez preside la sectaria Superliga, rechazada por la generalidad de las Ligas de los países.

Por otro lado, grandes clubes de Francia y Alemania, como el Paris Saint Germain o el Bayern de Munich, habituales competidores de la Champions, se mostraron contrarios a esta iniciativa. Consideran que una competición cerrada como la que está planteada con la Superliga, dejaría fuera de competición en los niveles más altos de Europa, a cientos de clubes.

Hasta el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha salido al paso para cuestionar a este nuevo torneo al que tildó de ser “un proyecto que amenaza el principio de solidaridad y el mérito deportivo”.

Los defensores del nuevo torneo, desafían a la UEFA que se había mostrado reacia a modificar a gusto de estos clubes las clasificaciones de le Champions League. Aseguran que de esta manera ganarían más de 900 millones de euros cada club, pero no dicen que los clubes que pasen muchos años sin ganar, se irán quedando paulatinamente sin aficionados.

Randolph Borges

Periodista de la UCSAR y locutor por la UCV desde hace más de 20 años. Convencido de que Superman y Spider-Man tuvieron un buen motivo para elegir el periodismo. Sigo buscándolo. Apasionado de la ciencia ficción, del cine y de todo lo que se cuente en clave de saga. Soy uno con la Fuerza y la Fuerza está conmigo, y estoy seguro que el daño de Disney a Star Wars es reparable.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias