Economía

Banco de España llama al gremio a seguir el ejemplo de BBVA y Sabadell

La subgobernadora Margarita Delgado critica al sector por reducir las provisiones hasta septiembre

Banco de España llama al gremio a seguir el ejemplo de BBVA y Sabadell
Banco de España llama al gremio a seguir el ejemplo de BBVA y Sabadell

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, animó ayer a las entidades a seguir estudiando fusiones porque considera que existe “cierto margen” para acometerlas sin que se limite la competencia. También reclamó a los bancos que no planteen estas uniones solo como una forma de recortar costes y criticó que hayan reducido las provisiones hasta septiembre. “No parece muy prudente en las actuales circunstancias”, dijo, en una mención a la crisis económica.

Margarita Delgado, subgobernadora del Banco de España, Foto: Banco de España

La número dos del supervisor español envió ayer mensajes muy claros. El primero es que pese a los tres procesos de fusión en marcha (CaixaBank con Bankia, Unicaja con Liberbank y BBVA con el Sabadell), el sector admite más integraciones sin perjudicar el grado adecuado de competencia, algo discutido por las organizaciones sindicales y de consumidores.

Margarita Delgado explicó que todavía en España existe un “elevado número de sucursales con pocos empleados, consecuencia a su vez de la dispersión poblacional”, cuya media supera a la de Europa. Durante su intervención en el segundo día del 27º Encuentro del Sector Financiero, organizado por Deloitte, ABC y Sociedad de Tasación, dijo que según el índice Herfindahl y los datos nacionales publicados recientemente por el Banco Central Europeo (BCE), “nuestro sistema financiero se encuentra en un grado medio-bajo de concentración, comparado con el resto de países europeos. Incluso considerando las operaciones que han sido anunciadas, el índice seguiría en un nivel considerado como moderado”.

Bajas comisiones por la alta competencia


También afirmó que la baja rentabilidad del sector y la dificultad de lograr mejoras vía aumento de precios y comisiones “son indicativos de una elevada competencia”. “Corresponde a otras autoridades determinar si una mayor consolidación puede tener efectos negativos respecto a la competencia, pero desde nuestro punto de vista existiría todavía cierto margen”, añadió.

En cuanto al objetivo de las fusiones, citó la viabilidad del negocio futuro, la solvencia y el modelo de negocio resultante “y su potencial impacto sobre la estabilidad financiera”. Reclamó que los proyectos de integración “deben ir más allá de la mejora de la eficiencia vía reducción de costes”, y concluyó: “Es importante evaluar la complementariedad geográfica, de productos y clientela, así como disponer de un plan de negocio que genere valor en la entidad resultante”.

Sobre la caída de provisiones generalizada en todo el sector, señaló: “En el tercer trimestre se ha relajado considerablemente el importe de dichas dotaciones, lo que no parece muy prudente en las actuales circunstancias”.

En esta línea, reclamó a la banca que analice las situaciones de un modo individual, diferenciando entre efectos transitorios y más permanentes, y pidió evitar reclasificaciones automáticas que deriven en un comportamiento excesivamente procíclico. “Por encima de todo, las entidades deben ser prudentes, evaluando las necesidades de provisiones con arreglo a escenarios plausibles y conservadores para los próximos ejercicios”, subrayó.

La baja cotización no es culpa de los dividendos


También entró en otra polémica: el sector asegura que la limitación en el reparto de dividendos hunde su cotización en Bolsa. Delgado aseguró que los supervisores son sensibles a las demandas de los bancos, pero que las bajas cotizaciones que llevan a una gran diferencia entre el valor en libros y la capitalización se debe al problema de la rentabilidad y no al veto transitorio en el reparto de dividendos. “Respecto al eventual efecto que la limitación de dividendos pueda estar teniendo sobre la valoración del sector respecto a otras jurisdicciones, creo que la baja rentabilidad de la banca en Europa explica en gran medida esta evolución divergente”, afirmó.

Por otro lado, la subgobernadora pidió “aprovechar el periodo excepcional” en el que se ha pospuesto la obligación de presentar declaración de concurso hasta marzo para “plantear una eventual reforma de nuestro marco concursal”. Delgado reclamó un rango de herramientas para gestionar “situaciones empresariales problemáticas” dado que “pese a reconocer que la supervivencia de las empresas en este contexto es una prioridad, para el caso de empresas sin un modelo de negocio viable, deberá buscarse una salida ordenada del mercado”.

La subgobernadora indicó que tan solo un 0,4% de las empresas en España abandonan el mercado a través de un concurso, frente al 43,6% que lo hace en Suiza o el 28% en Francia.

En otro acto, Delgado reconoció que la nueva ley hipotecaria, puesta en marcha en junio del año pasado, puede restringir el acceso a la vivienda en propiedad a algunos colectivos con rentas bajas debido a que obliga a cumplir con unos estrictos estándares en el análisis de la capacidad de pago de los clientes. “Debemos asumir que, inevitablemente, la aplicación de unos estándares estrictos, como exige la ley, puede restringir el acceso a la vivienda en propiedad a algunos colectivos con rentas bajas”, afirmó en unas jornadas organizadas por Adicae.

Marianyfel Salazar

Periodista and Social Media Management, con conocimientos en Comunicación Corporativa y Organizacional; medios de comunicación impresos, audiovisuales y radiofónicos; y posicionamiento de marcas+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias