Noticias

Ayuso privatiza multas por fiestas ilegales tras meses sin cobrarlas

El trabajo de la Policía de Madrid a la caza de las fiestas ilegales y botellones durante la pandemia, ha sido, por decir menos, infructuoso. El levantamiento de multas no ha ido a ninguna parte y ante el cúmulo de sanciones, lo mejor es privatizar.

Ayuso privatiza multas por fiestas ilegales tras meses sin cobrarlas

Tal como ha sucedido en otras ocasiones, la Comunidad de Madrid ha acudido a la empresa privada para responder a las competencias propias. En el caso de las fiestas ilegales y las sanciones que de su práctica se deriva en medio de la pandemia, era en principio competencia del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, que decidió trasladar la competencia de la gestión de estas multas a la Comunidad de Madrid.

Las multas levantadas por la Policía de Madrid, no se han cobrado.

En esta institución, el cobro de multas se ha topado con un cuello de botella, y se han acumulado alrededor de 50 mil propuestas de sanciones, de las cuales prácticamente no se ha cobrado nada. Es por ello, que nuevamente el Gobierno de Ayuso acude a las licitaciones de emergencia para contratar a una empresa privada que le haga el trabajo, según ha dado a conocer el diario El País.

Fuentes oficiales del Ayuntamiento de Madrid aseguraron a ese medio informativo que, de las 42.751 sanciones por la realización de fiestas ilegales, solo un 10%, de las 20.140 multas que han sido notificadas, han sido canceladas por los infractores.

Denuncian estas mismas fuentes que ha resultado muy fácil librarse del pago de estas multas, ya que la sanción es "muy garantista y permite que tras la notificación se pueda recurrir, se abre un periodo de alegaciones, otro ejecutivo, se avisa del embargo y se puede llegar incluso a los tribunales".

La política de no cobrar las multas levantadas por la Policía de Madrid a lo largo de sus intervenciones, tiene sentido para la Comunidad de Madrid, que ha impulsado de manera vedada su apoyo a este tipo de celebraciones. Poner en manos de una empresa privada el cobro de estas sanciones por “razones de emergencia”, también ha sido otra de las políticas frecuentes del Gobierno regional y sus famosas adjudicaciones a dedo.

Este fin de semana las fiestas ilegales volvieron a subir, la razón de su incremento puede estar en que las sanciones no se cobran.

Almeida dice que “se están tramitando”

Como si se tratase de la respuesta de un oficinista de cualquier institución pública, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha dicho que las multas por saltarse la normativa covid sobre fiestas ilegales, “se están tramitando”, a lo que ha sumado que en su debido momento "se llegará a las correspondientes resoluciones".

La respuesta ha caído como una puñalada por la espalda a las interminables horas de trabajo de la Policía de Madrid, que ha tenido que lidiar con borrachos, amenazas, agresiones y madrugones para levantar las propuestas de sanciones que, por ahora han caído en saco roto.

Randolph Borges

Periodista aficionado al maravilloso mundo de los comics y las películas de ciencia ficción. Locutor de radio y voice over+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias