Noticias

Ayuso rechaza las propuestas de partidos de declarar festivo el 4 de mayo

La presidenta de la Comunidad de Madrid descartó declarar como día festivo el martes 4 de mayo, día en que ella misma convocó las elecciones. Asegura que quienes lo piden, no desean una alta participación.

Ayuso rechaza las propuestas de partidos de declarar festivo el 4 de mayo

Es muy difícil comprender el discurso de Isabel Díaz Ayuso en relación a lo que ocurre en la realidad. Por un lado, la jefa del Ejecutivo regional pidió adelanto de elecciones en un día laboral en Madrid, pero luego acusa a sus rivales de querer una baja participación en los comicios por pedir que se declare como día festivo para que pueda ir a votar la mayor cantidad de personas y con la menor cantidad de obstáculos.

Ayuso se acostumbró a gobernar sin escuchar.

Tanto el partido Más Madrid, como Unidas Podemos y hasta sus aliados de Vox, han solicitado a Ayuso que declare este día como festivo para facilitar que los electores acudan a los centros de votación. Al ser declarado el día como no lectivo, los padres también tendrán que vérselas con otra complicada situación: qué hacer con el trabajo, el voto y los hijos ese 4 de mayo.

Sin embargo, la reacción de Ayuso ha sido reclamar a los solicitantes que su petición persigue buscar reducir la participación, cosa que, naturalmente, a ningún partido le conviene, sobre todo en unas elecciones que se antojan reñidas a la hora de las alianzas de Gobierno. "Lo que estoy viendo es que no quieren que haya una alta participación, que todo el mundo se vaya de puente porque el 3 es festivo y a ver si la gente, con un poco de suerte, le coge esto en dios sabe dónde", dijo Ayuso para argumentar su negativa.

En una de sus incomprensibles reacciones, la presidenta regional señaló: "Egoístamente, si quiero fomentar una alta participación podría cerrar la Comunidad de Madrid, a ver si con un poco de suerte, quedándose todavía mucha más gente, promuevo más participación. Pero hay que ser coherentes". Pero aún así, no avala declarar el día festivo.

Por el contrario, Ayuso reclamó a la Moncloa, como si lo estuviera deseando, que desde la presidencia de Gobierno no se haya ordenado un cierre perimetral con motivo del puente del 2 de mayo. "Por ahora nadie nos lo ha pedido, es sospechoso, porque cuando quedaban seis semanas para Semana Santa la Moncloa ya nos pedía cerrar. Ahora estamos a tres semanas y nadie nos dice nada", comentó.

Ayuso culpó a la izquierda que pide la declaración de día festivo el 4 de mayo, de estar “desmotivada” por lo que no quieren una alta participación el día de las elecciones y promueven un puente largo, pero evitó pronunciarse sobre la misma solicitud hecha por sus aliados de Vox, que ponen en manos de la presidenta de Madrid la decisión.

Desde Vox aseguran que si la presidenta de Madrid adelantó las elecciones y pidió que se realicen en un día laboral, es su deber facilitar que todos los votantes acudan sin problemas a los centros electorales ese día.

Randolph Borges

Periodista con experiencia en radio, tv y medios digitales. Columnista de opinión y periodista de investigación. Locutor de radio y voice over+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias