Noticias

El tema del que nadie quiere hablar: las colas del hambre no son nuevas, pero ahora son más largas

Las colas del hambre, pese a que pareciera ser un tema de actualidad, la verdad es que no son nuevas.  Las ONG's, organizaciones sociales o parroquias tienen años ayudando a los más vulnerables, pero en tiempos de pandemia, se han multiplicado estos casos.

El tema del que nadie quiere hablar: las colas del hambre no son nuevas, pero ahora son más largas
El tema del que nadie quiere hablar: las colas del hambre no son nuevas, pero ahora son más largas

Las colas del hambre son un tema incómodo para algunos, mientras otros lo usan como banderín político, para atacar a sus contrarios sin brindar muchas soluciones a largo plazo. Tampoco son algo nuevo, sólo que con el foco encima de Madrid y con los medios detrás de cualquier tipo de noticia para generar centimetraje (digital o físico), es un tema que viene bien.

Lo que sí es cierto, es que la pandemia agravó esta realidad.  A poco más de un año del confinamiento se ha maximizado a números asombrosos la cantidad de personas atendidas a diario.  Organizaciones como Cáritas y la Fundación Madrina, han pasado de atender  400 personas al mes a 4.000 al día (120.000 al mes), un incremento de casi 30.000%.

Y desde el Banco de Alimentos de Madrid el asombro no es menor.  Según reseña RTVE en su sitio en Internet, esta insitución asegura que esta es la peor crisis alimentaria desde su fundación hace 25 años y afirma que ha incrementado un 43% la distribución de alimentos,  con 95.000 kilos diarios y 186.381 personas beneficiadas.

En un reportaje colgado en su canal de Youtube, la cadena alemana de noticias DW, destaca el trabajo de la Federación Española de Bancos de Alimentos, que está apoyada en gran parte por el Gobierno central y la Unión Europea, y que reparte a diario alimentos varios, llenados en un carrito de compra y que son la salvación para muchas familias, que aún en los listados del ERTE, no tienen cómo completar la canasta alimentaria básica de sus familias.

Kiko: "No tengo para comer"

Si bien muchas de las personas que a diario se someten a las colas del hambre están en paro desde la pandemia o antes, hay muchas que están amparadas por los ERTE, el programa de protección al empleo, pero tampoco pueden costearse la alimentación básica de sus familias, por lo que tienen que ir a estos centros de ayuda para poder llevar algo qué comer a sus mesas.

Es el caso de Kiko, quien estuvo trabajando 30 años como camarero en la Plaza Mayor de Madrid y que ahora está en ERTE.  Entrevistado por la cadena SER, confiesa que en no tiene qué comer, y que pese a la tentación de pedir en la calle, no ha podido hacerlo y prefiere recurrir a las colas del hambre.

"No tengo para comer, ni para vivir, yo tengo una niña de dos añitos, yo llevo desde el 14 de marzo en el ERTE, pero le confieso que yo nunca había llegado a esto, a pedir ayuda, porque he intentado ponerme a pedir pero no valgo, no valgo".

Ayuso vs Almeida: Mismo partido, ideas distintas

En plena campaña electoral para ser reelecta el próximo 4 de mayo en la presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso ha mencionado en varias oportunidades el tema de las colas del hambre. Al ser cuestionada por uno de los diputados del opositor Más Madrid,  Pablo Gómez Perpinyà, cuando aún funcionaba la Asamblea, sobre el tema, lanzó una acusación directa al partido Unidas Podemos, al que calificó como"la mayor fábrica de pobreza de la historia", que multiplica "las colas del hambre" cuando "los ciudadanos caen presos de sus políticas".

Para Ayuso, las grandes responsables de las colas del hambre son las políticas de los partidos de izquierda, y que para que esto no le suceda a las personas tienen que "tener su propio puesto de trabajo, llevar las riendas de su vida y tener la dignidad de querer llevar adelante su familia y su vida a su manera".

"Son ustedes la mayor fábrica de pobreza que ha existido nunca en la historia (... )Es lamentable que me hable precisamente usted de las colas del hambre, que se multiplican cuando los ciudadanos caen presos de sus políticas", ha subrayado.

Aunque del mismo partido, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, quien también es el vocero nacional del PP, se ha mostrado mucho más comprensivo con el tema de las colas del hambre y, de hecho, hace poco, en un programa de televisión en La Sexta, vaticinó que éstas no solo se  continuarían, sino que se incrementarán a medida que avancen los meses.

"En el verano, otoño e invierno que viene por delante va a haber muchísima gente que va a caer en situación de vulnerabilidad (...) muchísma gente que ahora mismo vemos por la calle y que no pensamos que en otoño o invierno vayan a necesitar que se les suministre alimentos, y haciendo un esfuerzo en ese sentido muy importante", ha opinado Almeida.

Y precisamente el Ayuntamiento de Madrid ha dado ayudas alimentarias a 255.000 personas en 2020, cuatro veces más que el año anterior. También lo ha hecho la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), que durante el confinamiento domiciliario del año pasado  dieron alimentos y productos de primera necesidad a 14.728 familias y 51.529 personas. Actualmente, estos datos se han desbordado, según Javier Cuenca, vicepresidente de la FRAVM, citado por RTVE.

Maya Monasterios

Periodista, experta en celebridades y belleza, con amplia experiencia en medios digitales.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias