Noticias

Francia estudiará reducir viajes de sus ciudadanos a Madrid ante auge de turismo de fiestas ilegales en pandemia

El próximo puente de Semana Santa no será lo que muchos creyeron para España: un espacio para ver turistas por todas partes y con medidas mucho más relajadas ante la pandemia. Al cierre perimetral entre regiones, se ha sumado la limitante de viajes desde varios países europeos a ciertos lugares del país, en los que se teme la aparición de una cuarta ola.

Francia estudiará reducir viajes de sus ciudadanos a Madrid ante auge de turismo de fiestas ilegales en pandemia

Las denuncias se fueron multiplicando semana a semana. La presencia de cientos de turistas en las calles, discotecas y pisos turísticos de Madrid, especialmente franceses, ha llegado a oídos de las autoridades del país galo, que a diferencia del Gobierno de Madrid, sí se ha tomado las cosas mucho más en serio para combatir la pandemia y mantiene cerrados los pasos fronterizos entres regiones, pero no así la salida de viajeros al exterior.

Madrid se ha convertido en el "fiestódromo" de Europa en plena pandemia.

De momento, los ciudadanos franceses pueden entrar y salir de su país con una PCR negativa, condición que maneja la Unión Europea para permitir estos viajes y que acepta, como es lógico, el Gobierno de España. Pero ante el auge de viajeros desde Francia hacia Madrid, atraídos por las medidas relajadas del Gobierno regional frente a la pandemia, podría hacer modificar esta decisión.

El ministro de Interior francés, Gérald Darmanin, aseguró que este mismo miércoles se dará el debate sobre las causas que motivan a estas personas a salir de su país, y se tomará una decisión al respecto.  "Hay que poder reglamentar las cosas para evitar esos desplazamientos", ha dicho el ministro, quien reconoció la contradicción en que sus compatriotas no puedan desplazarse internamente con una PCR negativa, pero sí puedan ir a otros países.

Darmanin recordó que los únicos viajes permitidos para ciudadanos franceses fuera de sus fronteras, son los que tengan motivos "profesionales, los de estudiantes o los imperiosos familiares". Los demás, están simplemente “desaconsejados”.

El "turismo de la borrachera" es el que se impone en calles de Madrid con la visita de muchos extranjeros.

Mientras tanto en España…

El Gobierno de Pedro Sánchez, al igual que el resto de los gobiernos de la Unión Europea, mantienen la política de permitir la llegada de viajeros que tengan pruebas PCR negativas. La ministra de Turismo, Reyes Maroto, dijo que los viajeros "vienen con seguridad, con PCR y deben seguir las normas que tenemos aquí. El número de viajeros extranjeros es pequeño, más del 56% son españoles que regresan a España".

Es esa misma medida la que ha criticado el Gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso, que pone la responsabilidad de lo que ocurre en su jurisdicción con la proliferación de fiestas ilegales, en manos del Gobierno central, eludiendo de esa manera que sus políticas laxas contra la pandemia, atraen al turismo de entretenimiento, desaconsejado en plena pandemia del coronavirus.

Randolph Borges

Periodista con experiencia en radio, tv y medios digitales. Columnista de opinión y periodista de investigación. Locutor de radio y voice over+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias