Noticias

Los franceses, los pisos turísticos y las fiestas ilegales en Madrid: 150 euros para divertirse un fin de semana

Desde hace varias semanas los medios de Francia y España han reseñado la llegada masiva de turistas franceses a Madrid para pasar un fin de semana de ocio nocturno, gracias a la flexibilización de las medidas anticovid por parte del Ejectuvo de Isabel Díaz Ayuso, pero no todos van a parar a las hostelerías, sino que existe un submundo de las fiestas ilegales.

Los franceses, los pisos turísticos y las fiestas ilegales en Madrid: 150 euros para divertirse un fin de semana
Los franceses, los pisos turísticos y las fiestas ilegales en Madrid: 150 euros para divertirse un fin de semana

Desde que se estableció el segundo estado de alarma en octubre pasado en España, la Policía Municipal de Madrid ha intervenido 6.038 fiestas ilegales en establecimientos comerciales, viviendas y pisos turísticos, y sólo entre enero y mediados de febrero, la cuenta ya iba sobre las 2.000.

Muchos de estos encuentros clandestinos se están efectuando en los llmados pisos turísticos, viviendas de alquiler destinadas a turistas, pero como la pandemia ha cambiado un poco el concepto de turismo, ahora nos encontramos con un nuevo tipo: turismo fiestero.

Y es que la flexibilización de las restricciones en Madrid para el esparcimiento nocturno han dado pie a la llegada de miles de turistas franceses a la capital de España, que a diario entran por la puertas automáticas del Aeropuerto de Barajas y muchos se alojan en pisos turísticos.

Hace par de semanas, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso anunciaba que el toque de queda se retrasaba una hora, hasta las 23:00, y que esto beneficiaría al sector de la hostelería, muy afectado por las medidas de cierre y distanciamiento social para evitar más contagios en Madrid, la ciudad que acumula el 32% de los casos positivos de covid-19 de toda España, pero también la que tiene menos restricciones.

Tan solo el fin de semana pasado, las autoridades madrileñas tuvieron que intervenir 227 fiestas ilegales, varias de ellas en los llamados pisos turísticos, algunos de los cuales han sido denunciados como centros de encuentro y organización de estas fiestas, y que las autoridades creen que podrían estar detrás del 80% de los contagios en la urbe.

Por esta situación se han tomado varias medidas, y una de ellas proviene precisamente del sector de bienes raíces con la suspensión de algunos cientos de anuncios de alquiler de pisos turísticos en Madrid.  La plataforma de alquiler vacacional Airbnb ha eliminado en España desde el inicio de la pandemia 800 anuncios de pisos turísticos y ha bloqueado unos 5.000 intentos de reserva para evitar que se organicen fiestas ilegales.

Otra de las medidas que se ha implementado es que la Policía puede intervenir en estos pisos turísticos sin necesidad de recibir una denuncia de vecinos, y también puede precitar aquellos que lleguen a desalojar por haber celebrado una fiesta ilegal allí.

Paquetes de 150 euros: Diversión por un fin de semana

El toque de queda más tardío de toda España está en Madrid.  Esto es bastante atractivo para turistas franceses y de otros países europeos y españoles de otras CCAA, que ven en la capital el oasis prometido.  Diversas asociaciones de vecinos, sobre todo del distrito Centro, han denunciado paquetes de 150 euros que incluyen fiesta (copas y otros consumos son aparte) y alojamiento por un fin de semana en algún piso turístico de Madrid.

Es por ello que la Policía Municipal ha tenido y tiene muchísimo qué hacer cuando se acerca el fin de semana.  Muchos uniformados recorren uno a uno los pisos turísticos buscando este tipo de eventos, que agrupan a jóvenes de entre 20 y 30 años, muchos de los cuales llegan a esconderse dentro de armarios o debajo de colchones para que no los pillen.

El alcalde de Madrid, José Luis Rodríguez Almeida, ha hecho en carias oportunidades un llamado a la responsabilidad y ha llegado a decir que estos fiesteros no se comportan como seres humanos, y que es practicamente imposible poner un policía detrás de cada madrileño.

"La policía va a seguir intensamente.  Le digo a los vecinos que adviertan a la policía municipal de las fiestas ilegales sobre las que tengan conocimiento, que ellos acudirán, identificarán y sancionarán a los que intervengan, también a los que estén en viviendas de uso turístico", ha declarado Almeida recientemente.

Maya Monasterios

Licenciada en Comunicación Social, mención Comunicación de Desarrollo de la Universidad Bicentenaria de Aragua, con experiencia en medios digitales de noticias.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias