Noticias

Los usuarios de residencias podrán recibir tres visitas por semana y salidas libres para los vacunados

Un nuevo Acuerdo Marco prioriza la calidad frente al precio en la contratación de plazas concertadas en las residencias.

Los usuarios de residencias podrán recibir tres visitas por semana y salidas libres para los vacunados
Los usuarios de residencias podrán recibir tres visitas por semana y salidas libres para los vacunados
Por:  Madridiario

A partir de este lunes, los usuarios de las residencias de ancianos de la Comunidad de Madrid podrán recibir tres visitas por semana de una hora y un familiar, y los ya vacunados contra la Covid-19 podrán salir libremente entre semana, el fin de semana e incluso de vacaciones, dos medidas a las que se suma la activación de los nuevos ingresos en las residencias con PCR negativa de 72 horas antes o un test de antígenos al llegar.

Así lo ha anunciado este lunes el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, tras la firma con los agentes sociales de un acuerdo marco para mejorar la calidad de vida de los mayores en los geriátricos madrileños.

El nuevo documento incide sobre todo en las medidas de seguridad a adoptar y aplicar en las salidas, ingresos y visitas en aquellos centros que ya han completado el proceso de vacunación (aquellos en los que ya han pasado al menos 14 días tras la administración de la segunda dosis). Aquellos centros que todavía no hayan completado el proceso de vacunación deberán continuar con las medidas explicadas en la guía del 11 de enero. Según ha detallado Aguado, el 96 por ciento de los usuarios de residencias están ya vacunados y que el porcentaje que queda se trata de alguna alergia o que en el centro ha habido algún brote, por lo que se ha decidido posponer la campaña de vacunación.

Salidas

Según el nuevo protocolo al que ha tenido acceso Europa Press, los residentes (vacunados y no vacunados) que salgan del centro deberán extremar las medidas de protección usando en todo momento la mascarilla y respetando la distancia de seguridad. Deberá realizarse lavado de manos con solución hidroalcohólica a la entrada y la salida del centro, que deberá llevar un registro de entradas y salidas.

Se permiten las salidas del centro a los residentes vacunados sin limitaciones, incluidas las salidas de fin de semana o vacaciones, si bien en estas últimas será necesario aportar una prueba diagnóstica de infección activa realizada previamente. Las salidas de los residentes no vacunados serán de corta duración (inferior a una hora y no más de tres salidas a la semana), no excluyentes, y en los alrededores del centro. Si se declara un brote en el centro, las visitas y los ingresos quedarán suspendidos salvo que el centro garantice una identificación de casos y contactos y una adecuada sectorización.

Los residentes vacunados y no vacunados podrán salir de vacaciones sin limitaciones. En ambos casos, deberán aportar una PCR negativa realizada en las 72 horas previas. Aquellos centros que dispongan de test antigénicos podrán sustituir la PCR por la realización de un test antigénico a la entrada al centro, que se repetirá a las 48 horas y, mientras se confirme el resultado, el residente permanecerá en aislamiento.

Paseos

Los usuarios con mayor nivel de autonomía podrán salir solos a realizar estos paseos, manteniendo la distancia de seguridad respecto a terceros y evitando espacios concurridos e irán con mascarilla. Durante su paseo llevarán un documento escrito que le identifique como usuarios de la respectiva residencia en previsión de posibles limitaciones a la movilidad que se pudiesen producir en su zona de salud básica.

Los usuarios con menor nivel de autonomía y mayor necesidad de apoyo y supervisión podrán salir igualmente si bien deberán mantener igualmente la distancia de seguridad entre ellos y respecto a terceros y evitando espacios concurridos e irán también con mascarilla. Se recomienda a los centros que habiliten zonas para que los mayores dependientes ya vacunados puedan estar con sus familiares En todos los casos estos paseos son de carácter voluntario y solo podrían salir de paseo aquellos usuarios asintomáticos y que, por supuesto, no estén en aislamiento preventivo.

En aquellos centros en que la situación organizativa lo permita, es recomendable la realización de paseos en pequeños grupos (respetando unidades de convivencia) en aquellas personas que por problemática no dispongan de otra opción. Estos paseos deberán adaptarse tanto al horario determinado por el centro como a las necesidades de personal de este, por lo que se podrá establecer que el paseo se programe y realice en día alternos, siempre acompañados de personal del centro.

Visitas

Por otra parte, las residencias que tengan limitadas las visitas por presentar brotes deberán facilitar herramientas telemáticas para comunicarse y/o proporcionar información a la familia de forma ágil con un mínimo de dos videollamadas a la semana. Los trabajadores (vacunados y no vacunados) deberán aportar una PDIA al volver de sus vacaciones superiores a 15 días.

En las situaciones epidemiológicas en que las visitas estén autorizadas, el centro notificará que, para poder visitar a los usuarios, estas personas deben estar exentas de fiebre o síntomas respiratorios. Por ello, se recomienda realizar una toma de temperatura y contestar unas preguntas para descartar síntomas compatibles de Covid. Se verificará que realizan una higiene de manos y que llevan puesta la mascarilla quirúrgica. Los familiares que acudan a visitar a un residente no tienen obligación de realizarse ninguna prueba inmunológica.

Los residentes podrán recibir tres visitas a la semana de una hora de duración. Los geriátricos deben garantizar que las visitas se realicen en horarios compatibles con los horarios de los familiares y, por tanto, las visitas familiares en fines de semana deben autorizarse si así es necesario. El número de visitantes continúa siendo de una persona por residente excepto en los casos que se precisen algún tipo de ayuda. Los residentes con deterioro cognitivo moderado-severo requieren interacción directa y contacto físico. En estas situaciones se autoriza a los familiares a no respetar la distancia de seguridad utilizando guantes. En las visitas se seguirán manteniendo las medidas habituales de limpieza de manos, distancia física, ventilación y mascarilla.

Nuevos ingresos

Los nuevos ingresos como altas hospitalarias deben aportar información sobre el estado de vacunación del paciente y sobre su potencial estado infectivo actual: bien una PCR realizada las 72 horas previas al alta hospitalaria o un test antigénico el día del alta (en aquellos centros que no dispongan de enfermería y por tanto no puedan realizar un test antigénico a su llegada al centro) o un test antigénico realizado en el propio centro a su llegada al mismo.

Los residentes que al alta hospitalaria aporten una PCR + (salvo los que tengan IgG + de los 6 meses previos y estén asintomáticos que estarán exentos) deberán seguir el protocolo descrito en este documento. Además, el centro debe garantizar los siguientes puntos: que tiene controlada la situación de alarma sanitaria; que no ha tenido nuevos casos positivos de Covid-19 en los últimos 7 días o, si los ha tenido, se encuentran en áreas de aislamiento claramente diferenciadas; y que el centro tiene capacidad de aislamiento para aquellos residentes que lo precisen.

Ventilación

El protocolo también establece que, en las áreas comunes de los centros sociosanitarios y de discapacidad, resulta vital tener bien diseñado el sistema de ventilación y climatización como complemento a la ventilación natural. En los edificios sin sistema de ventilación mecánica se debe llevar a cabo una ventilación natural, abriendo puertas y ventanas el mayor tiempo posible.

Se debe priorizar la ventilación con aire exterior sobre el confort y la eficiencia energética durante la emergencia sanitaria actual de la Covid. Ha de recurrirse a la ventilación cruzada, consistente en la apertura de ventanas y puertas en lados opuestos de la habitación, que es más efectiva que la apertura en un solo lado y, por tanto, preferible. Se recomienda la utilización, en las zonas comunes de los centros, de medidores de CO2. Como normal general, si la concentración de CO2 en una habitación sobrepasa las 800 ppm, habría que ventilar de inmediato.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias