Noticias

No sólo es Madrid: Las fiestas ilegales masivas de Francia y Estados Unidos

Las fiestas ilegales se han convertido en uno de los fenómenos sociales derivados de más de un año de cuarentena en el mundo.  En España, sobre todo Madrid, con su toque de queda tardío y sus excepciones para la hostelería son cada día más numerosas, pero no sólo pasa aquí, Francia y EEUU también tienen que sobrellevar esto.

No sólo es Madrid: Las fiestas ilegales masivas de Francia y Estados Unidos
No sólo es Madrid: Las fiestas ilegales masivas de Francia y Estados Unidos

Madrid es el bar más grande de Europa.  Es una frase que se oye por igual en grandes medios de comunicación social y de la boca de políticos que se oponen a gestión de la presidenta Isabel Díaz Ayuso y su política de bares abiertos.  Con un toque de queda más tardío que en el resto del país, la Comunidad, sobre todo la capital, se han convertido en el destino favorito de propios y extranjeros para liberar la mente del estrés de las medidas de restricción de otras regiones de España y participar en las llamadas fiestas ilegales

Hasta el pasado febrero, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, había cifrado este fenómeno en por lo menos 5.000 fiestas ilegales desarticuladas sólo por la Policía Municipal de Madrid, sin contar aquellas que se celebran es espacios un poco menos convencionales como sótanos, garajes y hasta joyerías cerradas y a los que las autoridades muchas veces no logran llegar.

El carnaval de Marsella

Pero las fiestas ilegales no ocurren sólo en Madrid, son una práctica que se ha extendido por varios países de Europa, como ha courrido recientemente en Francia, donde más de 6.000 personas secongregaron en Marsella para celebrar su versión no autorizada del carnaval. 

En esta localidad del cecino país, la policía detuvo a cuatro personas que participaban en una fiesta ilegal que congregó un total de 6.500 personas, y que tuvo que ser desarticulada por la fuerza.  A los detenidos se les acusa de violar todas las normativas sanitarias para el control de covid-19.

"Sin declararlo en prefectura, sin mascarilla, sin distanciamiento físico. Irresponsabilidad total de los participantes del carnaval", ha reprochado la Prefectura a través de Twitter.

La portavoz del Ministerio del Interior, Camille Chaize, lamentó el hecho, calificándolo de "inaceptable", mientras el resto de franceses "se esfuerzan y se adaptan para respetar en la medida de lo posible las distintas normativas que tienen lugar para luchar contra esta pandemia". Hasta ahora no se ha podido identificar a los organizadores del evento, que generalmente es organizado en las asociaciones vecinales de los barrios del centro de Marsella por los que transcurre, como La Plaine, Cours Julien y Noailles.

Pese a que Marsella no es una de las zonas de riesgo decretadas por el gobierno francés, sus ciudadanos si están obiligados a cumplir con el toque de queda, distanciamiento social y uso de mascarilla.  Ninguna de estas normas fue cumplida en el carnaval de Marsella.

Miami se rebela

La ciudad de Miami siempre ha sido uno de los centros de entretenimiento más activos del mundo.  Su gran cantidad de población hispana la ha hecho toda una meca de la vida nocturna y la pandemia parece no haber cambiado mucho la sitiuación. 

Y este año, en el típico springbreak o receso de primavera, la población enloqueció y salió al as calles en una "mega fiesta" que la policía tuvo que disolver con armas de disuación.  El resultado fue más de mil personas detenidas, 51% de ellas no eran residentes de Miami, según el programa Good Morning America. "Es algo nunca visto", ha dicho el reportero que reseñó en vivo la gigante fiesta ilegal.

Maya Monasterios

Licenciada en Comunicación Social, mención Comunicación de Desarrollo de la Universidad Bicentenaria de Aragua, con experiencia en medios digitales de noticias.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias