Noticias

Normalizar el odio: Juez archiva causa contra los carteles polémicos de Vox contra los menas

Sabemos que una sociedad está mal cuando la justicia se hace eco de las posturas extremistas que exponen al escarnio público a un sector vulnerable y minoritario. La campaña de Vox contra los menores extranjeros no acompañados, ha ido muy lejos, pero a los ojos de un juez, eso es libertad de expresión.

Normalizar el odio: Juez archiva causa contra los carteles polémicos de Vox contra los menas

Los límites entre la incitación al odio y la violencia, nunca quedan bien establecidos en el comportamiento humano, mucho menos cuando desde quienes deben hacer cumplir las leyes, vienen las acciones permisivas que dan cancha abierta a que se cometan las más grandes atrocidades. El uso de los carteles del odio de Vox, exponiendo al escarnio público a menores de edad, es una muestra de ello, pero la justicia no lo ha considerado de esa manera. Cuestiones de interpretación que pueden devenir en problemas para conciliar el sueño.

El cartel de la discordia sobre los menas.

El juzgado de Instrucción número 53 de Madrid ha archivado la denuncia por delito de odio en los carteles de Vox. La decisión defiende que los polémicos afiches y los mensajes contra los menas, conforman el ejercicio de la libertad de expresión del partido de ultraderecha, que concurre a unas elecciones con la “difusión de un programa”, por más impresentable que este sea.

A juicio de la magistrada que llevaba la causa, los mensajes de Vox no presentan la “intensidad necesaria” para poner en el disparadero al colectivo de manera que se genere un riesgo real, pese a la estigmatización que ya existe contra ese grupo social.

La decisión del juzgado tampoco estaba para evaluar la veracidad de los datos presentados por los afiches de la polémica, en los que aseguran que un mena le cuesta al Estado 4700 euros al mes, mientras que la pensión de los mayores solo alcanza los 426 euros mensuales. Esta información, aunque desmentida por las autoridades de la Comunidad de Madrid, tampoco fue tomada en cuenta por el juzgado, que se declaró incompetente para dirimir si el dato es cierto o no.

Lo que sí era su competencia era determinar si había alguna violación a las leyes, ya que la Fiscalía insistía en que caracterizar a los menores de esa manera genera “hostilidad” y “rechazo social” hacia los “menas”, así como su “cosificación y deshumanización”, constituyendo un “ataque a la dignidad de todo el colectivo”.

Uno de los afiches fue atacado como consecuencia del rechazo que produce en un sector de la sociedad.

A pocos días de celebrarse las elecciones, la justicia determinó que el cartel puede permanecer en su sitio, con lo que se sienta una jurisprudencia sobre el caso en el que atacar con señalamientos falsos y prejuiciosos a un grupo social, queda aceptado en la Comunidad de Madrid.

Randolph Borges

Periodista de la UCSAR y locutor por la UCV desde hace más de 20 años. Convencido de que Superman y Spider-Man tuvieron un buen motivo para elegir el periodismo. Sigo buscándolo. Apasionado de la ciencia ficción, del cine y de todo lo que se cuente en clave de saga. Soy uno con la Fuerza y la Fuerza está conmigo, y estoy seguro que el daño de Disney a Star Wars es reparable.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias