Noticias

La policía detiene a Pablo Hasél en la Universidad de Lleida

En una acción que finalmente culminó sin incidentes lamantables, el cantante fue detenido para ser ingresado a prisión de 9 meses acusado de enaltecimiento del terrorismo y por injurias y calumnias a la corona.

La policía detiene a Pablo Hasél en la Universidad de Lleida
Por:  Randolph Borges

Una veintena de agentes antidisturbios de los Mossos de Esquadra han accedido sobre las 6.30 horas de la mañana de este martes en la Universidad de Lleida para detener al rapero leridano Pablo Hasél con el fin de cumplir con el ingreso en prisión ordenado por la Audiencia Nacional. Dos horas después, se han llevado al cantante, sin que se hayan producido incidentes graves.

El rapero, que ha pasado la noche en el rectorado tras atrincherarse ayer para evitar el encarcelamiento junto a numerosos estudiantes, se había refugiado en el tercer piso. Una hora después de ingresar en el edificio, los agentes, por parejas, han desalojado uno por uno la treintena de personas que protegía a Hasél en un rincón. Anteriormente, los estudiantes habían empleado extintores para dificultar la visión de los policías cuando subían las escaleras del edificio.

La policía ha levantado a los últimos manifestantes que estaban sentados alrededor del cantante para ejercer resistencia pacífica. Finalmente, tras dos horas del inicio de la operación policial, los agentes han detenido a Hasél, que no ha mostrado resistencia y con quien han mantenido una breve conversación.

Ha salido mientras los allí reunidos gritaban consignas: "¡Pablo Hasél, llibertat!". No se han producido altercados ni incidentes graves y la policía no ha tenido que emplear ningún tipo de violencia. Los momentos de máxima tensión se han producido al inicio, cuando los policías accedían hasta la tercera planta.

Mientras tanto, en el exterior, a medida que han ido saliendo los estudiantes, y Hasél en última instancia, a través de un corredor compuesto por la policía, han recibido los aplausos de al menos otra treintena de personas que dan su apoyo al cantante en las inmediaciones del edificio. Allí se ha dirigido a primera hora de la mañana un amplio dispositivo policial compuesto por unas 30 furgonetas de la unidad de antidisturbios de la policía catalana.

Hasél se ha negado a entrar voluntariamente a un centro penitenciario para cumplir una condena de 9 meses de prisión por un delito de enaltecimiento del terrorismo con la agravante de reincidencia y por injurias y calumnias a la corona y a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Tras la confirmación de la sentencia por parte del Tribunal Supremo, la Audiencia Nacional dio diez días al rapsoda Pablo Rivadulla Duró (Lleida, 1988) para ingresar voluntariamente en prisión. A través de las redes sociales, ya advirtió que no iría voluntariamente. “Sería una humillación indigna acudir por mi propio pie ante una sentencia tan injusta”, escribió Hásel.

Tomado de lavanguardia.com

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias