Política

Ayuso se desprende de Vox: “me lo han puesto muy difícil”

La candidata-presidenta de la Comunidad de Madrid reiteró su deseo de gobernar Madrid sola, ya que su proyecto incluye medidas que a Vox no le gustarán. Está decidida a captar los votos de Ciudadanos y Vox para que no tenga obstáculos en formar Gobierno en solitario.

Ayuso se desprende de Vox: “me lo han puesto muy difícil”

Como preámbulo al inicio de la campaña, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ofreció una entrevista en La Sexta, en la que manifestó nuevamente su voluntad de gobernar en solitario en la región, para “no depender de nadie” a la hora de implementar sus políticas programadas para los próximos dos años. Vox, aunque le resultaría necesario para ello, parece estorbar los planes de la líder del PP.

"Ahora mismo, en mi cabeza está ser libre y tener un proyecto muy claro de ciudadanos que quieren vivir a la madrileña, que peleando, sufriendo, pero con pasión, viviendo la vida y cumpliendo las medidas", dijo la mandataria regional al referirse a cómo ve su Gobierno sin coaliciones.

Confesó que gobernar con Vox le quitaría libertades en varias de las cosas que pretende hacer en la Comunidad, por lo que sigue buscando la mayoría absoluta. "Y con Vox está por ver, porque no quiero depender de nadie. Soy una mujer libre, independiente, tengo un proyecto muy claro para Madrid y necesito empezar a crear empleo, bajar los impuestos de manera histórica en cuanto me sea posible".

En ese sentido, Ayuso explicó que el partido de ultraderecha ha sido un obstáculo para muchas de las iniciativas que ha tenido para adelantar soluciones para los madrileños. “Vox han sido los primeros" que le han "tirado deducciones fiscales y ha puesto las cosas complicadas".

Agregó que en su experiencia, gobernar con Vox sería atarse a políticas que ella no comparte. "Por ese motivo, aspiro a ser libre para decir a los ciudadanos lo que voy a hacer y que se siga cumpliendo. Lo bueno es que yo no soy una promesa, estoy al frente de la Comunidad de Madrid gestionando esto", aclaró.

Ayuso no pretende cambiar de enfoque político dirigiéndose a los extremos que empuja el partido de ultraderecha, por lo que plantea a los madrileños un Gobierno auténtico. "Lo más complicado es tener el poder, pero no quiero que cambien el signo político del Gobierno y que lo hagan a la espalda de los ciudadanos, por lo que me despojo del poder y lo he entregado a los madrileños para que decidan qué políticas quieren a partir del 4 de mayo".

El problema que tiene Ayuso, es que, según las encuestas, aún estaría lejos de alcanzar los votos necesarios para gobernar sola, Ciudadanos probablemente desaparezca del mapa político de Madrid y Vox son los únicos aliados con los que podrá contar para formar Gobierno. Habrá que esperar el 4 de mayo.

Randolph Borges

Periodista aficionado al maravilloso mundo de los comics y las películas de ciencia ficción. Locutor de radio y voice over+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias