Política

Ciudadanos se prepara para lo peor tras las elecciones de Madrid

El partido naranja tiene fe, rema, pero también pisa tierra y está muy claro de lo que vaticinan las encuestas para su futuro en la Comunidad de Madrid. Inés Arrimadas por primera vez deja ver cuál será el panorama que enfrentarán los de centro, si se quedan fuera de la Asamblea regional.

Ciudadanos se prepara para lo peor tras las elecciones de Madrid

Tal vez los motivos por los que Ciudadanos irrumpió en el mapa político de España, fueron muy nobles y seguramente necesarios. Pretender evitar que el país siga inmerso en el extremismo, es una misión digna de todo halago, pero para ello hace falta una coherencia que lamentablemente el partido que hoy conduce Inés Arrimadas, no ha sabido lograr.

Ciudadanos ha perdido con el paso de los años su verdadera identidad, el motivo por el que nació, su razón de ser en el mapa político español. Cada vez más parecido y más asociado a la derecha que al centro, se desdibujó su autenticidad y se convirtió en una versión ligth del PP. Como aseguran sus detractores: la gente siempre prefiere el original a una mala copia.

La debacle de Ciudadanos en lo electoral, pero también en lo político tras el intento de una moción de censura en Murcia, no solo amenaza con dejar al partido fuera de Madrid, sino con desaparecer de España por completo. Inés Arrimadas tiene intuición y sabe por dónde va el rumbo. En una entrevista en Onda Cero, la líder del partido naranja ha dejado claro que seguirá luchando por su partido, aunque no logren ningún escaño en Madrid.

"Si Ciudadanos se queda sin representación en Madrid sería un desastre para los madrileños", ha lamentado, al tiempo que destacó que le encantaría recuperar el Gobierno que tuvieron junto al PP en la Comunidad de Madrid y que Isabel Díaz Ayuso rompió para dar paso a esta contienda electoral. "Era un gobierno que funcionaba y con buenos resultados económicos", recordó.

Agregó que si Ciudadanos no logra entrar en la Asamblea, muchos pedirán las cabezas de quienes llevan las riendas del partido. "Entiendo que quien quiera volver al bipartidismo es 'todos a por Ciudadanos' y pedirán todas las cabezas, la de Edmundo (Bal), la mía, la de Begoña (Villacís) y la de todo el mundo; yo creo que hay que seguir con valentía defendiendo el centro político".

El PP cambiando lealtades por cargos

Arrimadas, se empeña en que si su partido entra en la Asamblea de Madrid, querrá pactar Gobierno de nuevo con el PP que comanda Ayuso en la región, pues no quiere nada con los extremos de una izquierda con Pablo Iglesias. Pero en esta suerte de síndrome de Estocolmo que ha desarrollado la tolda naranja con los azules, la líder de Ciudadanos entiende que la naturaleza del pez grande es devorar al pez chico.

 “El PP está comprando voluntades con cargos”, reclamó Arrimadas sobre la situación que se ha presentado con el transfuguismo ocurrido tras el intento fallido de la moción de censura de Murcia. “No hemos sido capaces de explicarlo porque se habla más del fracaso de la moción que de la corrupción del PP de Murcia”, lamentó.

Randolph Borges

Periodista aficionado al maravilloso mundo de los comics y las películas de ciencia ficción. Locutor de radio y voice over+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias