Política

Congreso aprobó la Ley Celaá tras una maratónica votación

En una maratónica sesión de debate en el Congreso, la polémica Ley Celaá fue aprobada con 20 votos a favor y 16 en contra, dejando a Ciudadanos sin la oportunidad de lograr algún pacto con Podemos o PSOE

Congreso aprobó la Ley Celaá tras una maratónica votación
Congreso aprobó la Ley Celaá tras una maratónica votación

La Comisión de Educación del Congreso Nacional logró salir adelante, después de más nueve horas de debate polémico y maratónico, con la muy criticada y comentada Ley Celaá, teniendo un resultado de 20 votos a favor y 16 en contra, en la que también se votó por algunas enmiendas vivas, es decir, las que están fuera de él, así como otras fruto del acuerdo entre partidos, es decir, las transaccionales.

Un grupo de personas protestan en contra de la Ley Celaá. Foto: Europa Press

El dictamen, contiene el texto original de la ley con todas las polémicas enmiendas que se han ido aprobado en las últimas semanas: la que ataca al castellano y lo elimina como lengua vehicular de la enseñanza y oficial del Estado; la que elimina a la concertada como garante del derecho a la educación; la que facilita la promoción de curso o la que se ha aprobado este viernes para incluir la asignatura de "Cultura de las religiones" para hacer frente a la Religión, informó ABC.

Durante el debate, Ciudadanos, partido opositor al Gobierno nacional, intentó salvar de forma desesperada el castellano ofreciendo un acuerdo de mínimos al PSOE como su vuelta al texto como lengua vehicular o que la impartición de clases en todos los niveles sea en castellano de al menos un 25 por 100 de la carga académica, con independencia del modelo lingüístico que determine cada Comunidad Autónoma, pero ninguna fue aceptada.

En total, se votaron más de 1.000 enmiendas (que son el total de presentadas al proyecto de ley educativo, Lomloe). Sin embargo, durante el debate se generó un acalorado por el nuevo permiso de obtener el título de Bachillerato con una asignatura suspensa y ahora también flexibiliza la promoción de curso, a través de una enmienda pactada con Bildu, que permite los alumnos repetir como máximo dos veces a lo largo de toda la enseñanza obligatoria.

Sobre este tema, la diputada Sandra Moneo, perteneciente al PP, dijo en el debate que iba a “pelear hasta mi último aliento por quitar la disposición adicional cuarta”, mostrando la conmoción que sentía en el debate. Su homóloga Joan Mena, de Podemos, le criticó un exceso de “gesticulación”.

De acuerdo a ABC, un solo alivio fue el que sintió Ciudadanos durante el debate, pues se logró aprobar una enmienda pactada entre ellos y los partidos de gobierno (Podemos y PSOE) que le otorga a los inspectores la exclusividad en “la evaluación de la función directiva de centros, servicios y programas”, siendo el único “peligro” es que el inspector no sea imparcial.

Marianyfel Salazar

Periodista and Social Media Management, con conocimientos en Comunicación Corporativa y Organizacional; medios de comunicación impresos, audiovisuales y radiofónicos; y posicionamiento de marcas+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias