Política

Elecciones de Catalunya son un termómetro para Madrid y el PP de Ayuso y Almeida lo saben

No es un hecho novedoso que la política madrileña se meta de lleno en los asuntos internos de la autonomía catalana, el historial de injerencias madrileñas del color que sea, en cada elección autonómica, es bastante extenso. Pero en estas elecciones el PP Madrid sabe que hay algo más en juego.

Elecciones de Catalunya son un termómetro para Madrid y el PP de Ayuso y Almeida lo saben

Isabel Díaz-Ayuso ha viajado cinco veces a Barcelona desde que es la presidenta de la Comunidad de Madrid, hace menos de dos años. En su última visita para apoyar a su compañero del PP, Alejandro Fernández, la autoridad madrileña descargó su artillería contra el exministro de Sanidad y candidato catalán Salvador Illa, quien lleva toda la ventaja en estas elecciones que se celebran este domingo.

Pero el enemigo real del PP en Catalunya no son los socialistas. El PSC llegará cómodamente con una nutrida representación al Parlament. Tampoco son los independentistas, que en tres grupos diferentes, llegarán con muchos más diputados que el PP, incluso separados. El verdadero problema de los populares en Catalunya es Vox, sus aliados de ultraderecha que llegaron para restarle el poco respaldo que tienen en la región, sobre todo después de los escándalos de corrupción que les envuelven.

Tanto Ayuso, como el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, dedicaron parte de su apretada agenda para viajar a Barcelona a presentar un respaldo que le urge a Fernández, en un acto desesperado por conservar su estatus de primer partido de la oposición en España.

Madrid movió sus fichas para impulsar la insípida campaña de Fernández en Catalunya.

De Almeida, es recordada la publicación en su cuenta en la red social twitter en la que tanto Fernández como él, se deshacen en mutuas adulancias que terminan por dar pena ajena, en un intento de alabanza lisonjera sin mayor crédito político, y que no logró levantar los números del PP de cara a los últimos días de campaña.

En el video, Almeida apenas logró definir a Fernández como “tan cojonudo” como él, que abrirá el comercio en plena pandemia y que es “muy buen tipo” y “el mejor candidato a presidir la Generalitat para todos los catalanes”. Insuficiente.

Por su parte Ayuso fue más contundente a la hora de defender al PP en la región, y aunque tampoco pudo dar mayores justificaciones de porqué Fernández es la mejor opción, su discurso contra los independentistas y contra los socialistas, metidos por ella en un mismo saco, tal vez haya logrado una mejor valoración en la opinión pública catalana.

Lo cierto es que las máximas autoridades de Madrid tienen un ojo puesto en Catalunya y sus elecciones autonómicas, ya que de ellas se desprenderá seguramente una tendencia de lo que podría estar ocurriendo en venideras citas electorales en otras regiones. El PP tiene mucho qué reflexionar después de esta contienda.

Randolph Borges

Periodista de la UCSAR y locutor por la UCV desde hace más de 20 años. Convencido de que Superman y Spider-Man tuvieron un buen motivo para elegir el periodismo. Sigo buscándolo. Apasionado de la ciencia ficción, del cine y de todo lo que se cuente en clave de saga. Soy uno con la Fuerza y la Fuerza está conmigo, y estoy seguro que el daño de Disney a Star Wars es reparable.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias