Política

Gabilondo rehúye a la confrontación y al extremismo y pierde espacios en Madrid

El candidato del PSOE y sus posturas ambiguas y no es garantía de éxito para el partido de Gobierno en España, dado el alto nivel de confrontación política que está marcando la campaña electoral em Madrid. El transcurrir de los días y los giros políticos serán determinantes.

Gabilondo rehúye a la confrontación y al extremismo y pierde espacios en Madrid

Isabel Díaz Ayuso planteó unas elecciones marcadas por la confrontación, y es en ese terreno en el que se van a dirimir estos comicios. Así lo han entendido en el PP, en Más Madrid, Unidas Podemos y Vox. A la saga, está Ciudadanos, partido al que auguran la desaparición política en Madrid y el PSOE, que a medida que su candidato, Ángel Gabilondo, procura desmarcarse de las posturas sólidas, va perdiendo impulso en las preferencias de los electores.

Las ofertas de Gabilondo son muy sensatas, pero poco atractivas al tono de la campaña.

Con una campaña basada en las promesas electorales rimbombantes, y un tanto lejanas de las necesidades de los madrileños, Gabilondo tiende a encantar de aburrimiento a sus audiencias, deseosas de escuchar soluciones inmediatas a los problemas que hoy enfrenta la región. "Crearé el primer centro europeo de ciencia y salud, para poner todos los activos en ciencia, salud, e inmovilizarlos”, ofreció.

El socialista no ha perdido ocasión para pedir bajarle el tono a la política “del ruido”, mientras Ayuso con los decibeles al máximo promete arropar a sus rivales el 4 de mayo. "Basta de ruido. Basta de confrontación. Lo primero en nuestro programa es Madrid, después las políticas para ciudadanos. Quiero anunciarle que llevaré a cabo una paga extra de 400 euros anuales para todos los madrileños con pensiones no contributivas. Llegará a 40.000 personas", ofreció.

Para Gabilondo, hay tres prioridades para un Gobierno que va a durar dos años: vacunación, recuperación de la economía y protección social. "Llevamos un programa de Gobierno, no un programa electoral. Estamos en una coyuntura muy excepcional. La mayor pandemia que ha ocurrido en cien años. Hace falta un plan de Gobierno con tres prioridades: la vacunación, la recuperación económica y la protección social".

Otra de las ofertas que es constante en el discurso de Gabilondo, es que no tocará la fiscalidad para tranquilizar al votante de derechas. Mientras tanto Ayuso ofreció bajar los impuestos aún más.

Esperar el día de la votación

El candidato del PSOE, seguramente muy buena persona, es tal vez el candidato más soso de la contienda por la presidencia de Madrid en medio de un cardumen de pirañas electorales. Consultado sobre las encuestas, que lo ponen muy por debajo de los resultados obtenidos en los comicios de 2019, confía en que la gente se pronuncie de manera distinta con su voto el 4 de mayo.

Ayuso prefiere confortar con Pedro Sánchez, porque es un rival más polémico y carismático que Gabilondo. Estrategia pura.

"Soy partidario de que vayamos a las elecciones. Tengo un enorme respeto por los encuestadores, pero siempre tienen un tanto de propuestas. En 2015 cuando nos faltó un diputado las encuestas daban el mismo resultado de ahora. Tenemos que tener muy en cuenta las encuestas, pero vamos a trabajar día a día. Vamos a esperar a ver qué dicen los ciudadanos en las urnas".

Ayuso piensa que su verdadero contrincante en las elecciones es Pedro Sánchez y no Ángel Gabilondo, a lo que este respondió: "No creo que lo diga para molestar, pero si lo dice para molestar no está teniendo mucho éxito. Yo soy nada más y nada menos que Ángel Gabilondo, y Pedro Sánchez es Pedro Sánchez. Yo soy el que me presento, con toda mi libertad y toda mi determinación".

Randolph Borges

Periodista aficionado al maravilloso mundo de los comics y las películas de ciencia ficción. Locutor de radio y voice over+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias