Política

Génova 13: un monumento a la corrupción del PP en el centro de Madrid

El líder del PP, Pablo Casado, anunció que su partido deja atrás sus tiempos de gloria en una de las edificaciones más emblemáticas de la historia de esta tolda política. Lo que en verdad necesita España, es que dejen atrás las costumbres que desembocaron en tamaño escándalo.

Génova 13: un monumento a la corrupción del PP en el centro de Madrid

El ánimo de supervivencia de los miembros del Partido Popular en España, se antoja envidiable. Ni el Alcoyano podría representar un mejor ejemplo de coraje ante la adversidad, lo que en el caso del PP, lejos de investirle de dignidad o moral, refuerza la idea de que la vergüenza no es el principal recurso que les caracterice.

El líder del PP anunció la mudanza porque su sede está bajo investigación.

El anuncio de que el PP abandona su emblemática sede de Génova 13, en pleno centro de Madrid, resulta prácticamente una confesión de muchas de las irregularidades por corrupción de las que se acusa al partido conservador. En palabras de Pablo Casado, sus compañeros no deben "seguir en un edificio en investigación", como si la responsabilidad de la corrupción recayera en la estructura inerte de la edificación.

La decisión de Casado sorprendió a muchos compañeros de partido, a quienes no se consultó más allá de un círculo cerrado de sus colaboradores en Madrid. Este paso llega justo después de la debacle electoral en Catalunya y trae como materia pendiente el caso Bárcenas y las investigaciones que se abrieron por los montos opacos con los que se financió las obras del edificio. La mudanza de Casado es una confesión de culpa para muchos entendidos dentro y fuera del PP.

Mientras los pasos del PP van dando tumbos por toda España, el partido conservador parece abrirle los espacios a sus socios de Vox, que a medida que el partido de Casado pierde espacios que los extremistas van conquistando, se afianza en el poder peligrosamente con una carga inusitada de intolerancia.

El PP y su pacto con el extremismo le lleva por el camino de la derrota.

Cambio de sede, no de maneras

Pablo Casado quiso ocultar la basura debajo de la alfombra con el anuncio de la mudanza del PP de la edificación de Génova 13. Su anuncio es casi tan escandaloso como las acusaciones de corrupción que empañan al partido en su conjunto. El diputado de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, dirigió unas contundentes palabras contra la corrupción del PP y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, una de las pocas personas del círculo de Casado que sabía de la mudanza.

“Yo entiendo, señora Ayuso, que es muy difícil -ironizó- La escuela en la que cursó ese máster de aguirrismo (Esperanza Aguirre) del que hace gala todas las semanas. Yo entiendo que son muchos los recuerdos y los modus operandi aprendidos bajo ese techo”, atacó el diputado de izquierdas para hacer alusión al duelo que debe estar pasando el PP luego de sus continuas y recientes fallas.

Perpinyà no se guardó nada en el tintero y se atrevió a darle un consejo práctico a la presidenta Ayuso. “Señora Ayuso, ya le adelanto que el tufo a corrupción no desaparece por cambiarse de sede, como no el olor a sudor por cambiarse de camiseta. La corrupción no es el espíritu de una casa encantada”.

Remató su intervención diciendo que “da igual que estén ustedes (el PP) en Génova 13, que estén en Génova 14. Ustedes seguirán arrastrando ese reguero inagotable de podredumbre que lastra nuestra región también a nivel económico”.

Randolph Borges

Periodista con experiencia en radio, tv y medios digitales. Columnista de opinión y periodista de investigación. Locutor de radio y voice over+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias