Política

¿Hasta dónde se ha normalizado el racismo en la España de hoy?

A pesar de la buena publicidad que se ha hecho para que se piense lo contrario, España sigue siendo un país en el que las prácticas racistas y xenófobas siguen siendo contantes. Al problema social, se suma un problema de invisibilización o banalización de los casos en la prensa, lo que normaliza aún más una grave tendencia.

¿Hasta dónde se ha normalizado el racismo en la España de hoy?

Hace menos de una semana, el partido Unidas Podemos anunciaba el fichaje estrella para su lista en Madrid, de Serigne Mbayé, originario de Senegal y con nacionalidad española que es portavoz del Sindicato de Manteros y miembro de la Asociación de los Sin Papeles. A la par de las felicitaciones, llovieron críticas a su candidatura que están basadas en estereotipos y no en lo político. “¿Madrid es racista? Sí, muy racista”, se pregunta y se responde Mbayé mientras lamenta: “Yo pongo las manos siempre en un lugar visible para que vean que no estoy robando”.

A la situación de Mbayé se suma lo sucedido con el jugador del Valencia Mouctar Diakhaby, a quien un colega del Cádiz, Juan Cala, habría llamado “negro de mierda” en pleno partido del domingo pasado. El hecho saltó a la vista cuando la reacción del francés se hizo notoria y la condena de sus compañeros a la acción racista, tuvo lugar en el campo de juego. Sin embargo, la condena de acciones como esta, ha sido minimizada por la prensa dominante, al menos así lo ve Pablo Iglesias, candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid.

“En un partido de fútbol un jugador llama a otro, presuntamente, “negro de mierda”. El jugador ofendido se queja y su equipo abandona el campo… pero resulta que al final el partido se reanuda con el futbolista negro fuera y el presunto agresor jugando el partido”, criticó Iglesias en un video en el que recordó el incidente en el que los hinchas del Rayo Vallecano llamaron nazi a un jugador que se fotografió con símbolos nazis de su país, “y aquí sí se suspendió el partido”.

El caso de la presunta agresión contra Diakhaby, está siendo investigado por La Liga para establecer las sanciones correspondientes, mientras el jugador Juan Cala dice que no insultó a su colega, pese a algunas grabaciones que posiblemente lo inculpen del hecho.

A ello sumó el caso de Mbayé, estigmatizado por su raza y su oficio por parte de sectores de la derecha. “El lunes de la semana pasada la cuenta de Vox anunciaba que deportarán a Serigne Mbayé si gobiernan. Y en este caso no pueden decir que le deportan por ser extranjero, porque Serigne es español y trabaja llevando un restaurante. Entonces parece que le quieren deportar por negro”, dijo Iglesias en la publicación.

Sobre ambos casos, el secretario general de Unidas Podemos, se quejó de que nada pase sobre estos casos de racismo en España. “Ni sanción de la Junta Electoral ni reproche jurídico”, reclamó Iglesias que denuncia que el pronunciamiento más nefasto fue el que hizo el periodista Federico Jiménez Losantos desde “su radio financiada con la caja B del PP, para decir que habrá que instalar una alarma en la Asamblea de Madrid porque ya se sabe que los negros roban”.

El candidato Serigne Mbayé pidió una rectificación a lo que considera la vulneración de sus derechos, sin que haya habido todavía un pronunciamiento que retire lo dicho por los periodistas de ese programa radial.

Randolph Borges

Periodista con experiencia en radio, tv y medios digitales. Columnista de opinión y periodista de investigación. Locutor de radio y voice over+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias