Política

La nueva “película” sanitaria de Ayuso llega con el Hospital de La Paz

Un nuevo drama con el manejo de los hospitales de la Comunidad de Madrid se cierne sobre la gestión de Isabel Díaz-Ayuso, que, sin superar las críticas por el manejo del Zendal, ahora enfila su atención a las reformas o mudanza del Hospital La Paz.

La nueva “película” sanitaria de Ayuso llega con el Hospital de La Paz

El anuncio de la mudanza del Hospital La Paz por parte de la Comunidad de Madrid, a los predios de Madrid Nuevo Norte, ha despertado todo tipo de reacciones que no precisamente respaldan esa decisión. El recinto sanitario tenía prevista una profunda reforma por un valor de 500 millones de euros, en un plazo de construcción de once años, trabajo que fue aprobado en 2019, pero detenido a causa de la pandemia del coronavirus.

El emblemático hospital La Paz podría ser mudado totalmente en lugar de reformado.

Sin embrago, el anuncio de que el Gobierno regional está estudiando suspender la reforma para autorizar una mudanza total, no ha sido muy bien recibida por una oposición que no pasa el trago amargo del Hospital Isabel Zendal, cuyo presupuesto original era de 50 millones de euros y terminó costando 150 millones. Pero además de ello, tiene serios problemas de funcionamiento interno que el gobierno de Isabel Díaz-Ayuso ha adjudicado al sabotaje interno.

Las primeras reacciones contra la mudanza del Hospital La Paz, llegaron del partido Más Madrid, cuya vocera en la Asamblea, Mónica García, rechazó la maniobra del PP. “Las primeras preguntas que hay que hacerse es por qué no se puede rehabilitar La Paz y cuáles son sus deficiencias”, dijo la doctora García, quien cuestionó los “proyectos megalómanos” del Gobierno regional.

“Lo único que hemos tenido han sido ladrillos, no hay otro cartel de identidad en la sanidad madrileña desde Esperanza Aguirre. Además, los proyectos que anuncian no están justificados en las necesidades sanitarias ni tienen una planificación ni principio rector del porqué se plantean, sino que responden únicamente a reclamos electorales”, alegó García al tiempo que refrescaba la problemática presentada con hospitales como el 12 de Octubre o el Isabel Zendal.

La diputada por Más Madrid, Mónica García, se opuso rotundamente a la mudanza.

Vanessa Lillo, portavoz de Sanidad de Unidas Podemos-Izquierda Unida en la Asamblea madrileña, atacó las políticas en materia de adjudicaciones a dedo, que favorecen a los “amigos” de los “populares”. “La política sanitaria del PP es la política del ladrillazo. Nuestra salud y vida está desde hace mucho tiempo en manos de las grandes constructoras amigas de los populares y de Ciudadanos, que son las que mandan de verdad en el gobierno regional”, señaló.

La oposición madrileña ha cerrado filas en contra de la mudanza del Hospital La Paz y reclaman su reforma en el mismo sitio en que se encuentra. La Comunidad de Madrid ha respondido que “solo se están estudiando” la opción de la mudanza, ya que la primera opción sigue siendo mantener la ubicación actual.

El proyecto aprobado para la reforma del Hospital La Paz, contempla que en él se deben habilitar 25 plantas que se elevarían sobre unos vestíbulos conectados entre sí que darán unidad al conjunto hospitalario. También incluye la ampliación de la construcción a 320 mil metros cuadrados de superficie, lo que significa un incremento de 72% en su estructura actual.

Randolph Borges

Periodista con experiencia en radio, tv y medios digitales. Columnista de opinión y periodista de investigación. Locutor de radio y voice over+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias