Política

Las protestas en favor de Pablo Hasél anteponen la violencia al tema de la “normalidad democrática”

El debate sobre la salud de la democracia española se ha bloqueado de momento. La violencia en las calles tras la detención del rapero Pablo Hasél, captó la atención de todos los focos de la prensa y apartaron de la agenda un tema que se encuentra lejos de tener solución.

Las protestas en favor de Pablo Hasél anteponen la violencia al tema de la “normalidad democrática”

Las denuncias que motivaron el polémico pronunciamiento del vicepresidente segundo de Gobierno, Pablo Iglesias, sobre la “anormalidad democrática” en España, fueron desestimadas por el discurso superficial que las envolvieron. Don Juan Carlos I, sigue fuera del país pese a las cuentas que dejó pendiente con la justicia, la impunidad que rodea a los altos cargos del PP sobre el caso Bárcenas, es escandalosa, y el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél por decir lo que piensa, fue la gota que derramó el vaso.

La concepción del modelo democrático español abre otra brecha entre los socios de Gobierno.

Todo lo anterior, forma parte del discurso del líder de Unidas Podemos para sostener que en España no hay una “normalidad democrática”, y que las instituciones deben mejorar su funcionamiento para hacerla más eficiente. “Claro que tenemos una democracia, pero muy mejorable. Y el hecho de que les moleste tanto es la mejor prueba de que es la puñetera verdad”, dijo en una entrevista el líder de la tolda morada.

Sin embargo, las manifestaciones violentas y la polémica por los excesos policiales a raíz del encarcelamiento del rapero catalán, desviaron la atención sobre el problema de fondo que se estaba planteando: la discusión sobre la necesidad de mejorar la democracia española.

Este domingo, una nueva publicación en la red social twitter de Podemos, trató de revivir, con poco éxito, el tema en discusión, basado en el poder que tienen los medios de comunicación para sortear los temas espinosos para el sistema político: “Siempre que se denuncia en las calles una anormalidad democrática, el poder mediático pone el foco en los disturbios para que se deje de debatir del problema raíz, y nada cambie.

Que no caigamos en esa trampa no nos pone del lado de la violencia, sino del avance democrático.”, publicó la tolda morada.

Inmediatamente y como para darle la razón a ese señalamiento, la Cadena SER leyó el mensaje en un noticiario, pero deportivamente omitieron el segundo párrafo en el que se pide no caer en la trampa de la violencia, como para restar presencia a la postura de ese partido al tema en discusión.

“Lástima que hayan olvidado leer el segundo párrafo. Puede que fuese mucho texto o que no interesase por otros motivos

En cualquier caso, @La_SER, el primer párrafo también lo habéis leído mal. Habéis cambiado PODER MEDIÁTICO por poder democrático”, les dedicó en respuesta a la Cadena SER el partido político.

Como si fuese perfecta

El rechazo a las declaraciones de Iglesias, que han llevado a muchos políticos de la oposición, pero también del PSOE a pedir el cese del vicepresidente, surgió con tal estruendo que parece que se estuviesen defendiendo verdades absolutas, en caso de que éstas existieran. Oposición y Gobierno defendieron la democracia española como si ésta no fuera mejorable, planteamiento de fondo que encerraba la crítica del líder de Podemos.

El propio jefe de Gobierno, Pedro Sánchez, salió a defender la “democracia plena” de España, aunque tuvo que reconocer que falta mucho por hacer en materia de libertad de expresión. Justamente lo que piden miles en las calles y lo dicho por Iglesias.

Desde la derecha, donde hay una gran cantidad de irregularidades por corrupción y desviación de fondos, se dispara al mensajero como si tuviesen la moral en el bolsillo y piden la salida del Gobierno de quienes les cuestionan. De esta manera se cierran las puertas a un debate que los españoles necesitan para bajar el tono de la crispación política.

Randolph Borges

Periodista con experiencia en radio, tv y medios digitales. Columnista de opinión y periodista de investigación. Locutor de radio y voice over+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias