Política

Madre e hija serán enjuiciadas por saltarse el perímetro de seguridad de la casa de Iglesias en Madrid

Las mujeres están siendo procesadas por la Fiscalía de Madrid, ente que está pidiendo un año de cárcel para la hija y seis meses para la madre por desobediencia y atentado a la autoridad

Madre e hija serán enjuiciadas por saltarse el perímetro de seguridad de la casa de Iglesias
Madre e hija serán enjuiciadas por saltarse el perímetro de seguridad de la casa de Iglesias

Ana Isabel Quiroga y su madre Ascensión Domínguez-Alonso están siendo procesadas por la Fiscalía de Madrid por los delitos de desobediencia, delito al que se suma, en el caso de la hija, el de atentado a la autoridad, pues tratar supuestamente de saltarse el perímetro de seguridad que rodea la vivienda del vicepresidente Pablo Iglesias y la ministra Irene Montero, y agredir de forma leve a uno de los guardias civiles desplegados.

Pablo Iglesias e Irene Morales tienen fijada su residencia en Galapar, en Madrid. FOTO: Vozpópuli

De acuerdo a información suministrada por El País, el ministerio público está pidiendo un año de cárcel para Quiroga, mientras que para la madre sean seis meses, esto después que el pasado 30 de octubre, llegaron a las inmediaciones de la casa  en donde habían unos agentes instalando un perímetro de seguridad, y ambas mujeres se enfrentaron a los guardias con “una actitud de absoluto desprecio”.

“Madre e hija impidieron a los agentes cumplir su función de proteger la casa y desobedecieron de forma reiterada las indicaciones de que retrocedieran y despejaran el perímetro de seguridad”, reza parte de la acusación pública contra las mujeres y que tendrán que esperar hasta el 24 de noviembre para el juicio en su contra.

Pese a las advertencias y “lejos de deponer su actitud”, la Fiscalía detalla que las dos persistieron en su comportamiento: se aproximaron hasta los agentes gritándoles a escasos centímetros del rostro, “prescindiendo del uso de la preceptivas mascarillas”, para después iniciarse una pequeña pugna entre los oficiales y las mujeres, hasta que lograron reducirlas.

Es la primera vez, según El País, que la Fiscalía va tan lejos con un caso de esta índole, y sucede justamente después que Iglesias y Montero, ambos líderes del partido Podemos, denunciasen el pasado verano un “acoso” sistemático con concentraciones diarias alrededor de su domicilio, en Galapagar, Madrid.

Los políticos afirmaron que estas concentraciones no eran protestas sino muestras de animadversión personal y de odio en su contra, y que estaba orquestada por la extrema derecha. El daño, comentaron, fue tan grande que sus vidas cotidianas se vieron trastocadas, así como las de sus tres hijos.

Marianyfel Salazar

Periodista and Social Media Management, con conocimientos en Comunicación Corporativa y Organizacional; medios de comunicación impresos, audiovisuales y radiofónicos; y posicionamiento de marcas+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias