Política

Monasterio renuncia al “pin parental” y ofrece medidas aún más radicales

La candidata a la presidencia de Madrid por Vox anunció que el “pin parental” no hará falta, ya que anulará todas las formas de “adoctrinamiento” que vayan a las escuelas. Con ello pretende encauzar la educación por un solo carril: el suyo.

Los peores temores de Mónica García y Más Madrid, sobre el proyecto absolutista de Vox, pueden hacerse realidad tras las elecciones autonómicas de la región el próximo 4 de mayo. La candidata del partido de ultraderecha Vox, Rocío Monasterio, ha declarado en una entrevista en Antena 3, que acabará con lo que ella considera "las dos leyes que dieron lugar al adoctrinamiento", que incluyen contenidos sobre igualdad de género e inclusión a la sexodiversidad en los programas de las escuelas.

Monasterio no ha tenido problema en que venga Santiago Abascal a tutelarle la campaña.

"Estoy harta de que a las mujeres nos digan que somos débiles por el hecho de ser mujer" dijo la candidata extremista en su intervención, en la que agregó escuetamente que a los varones se les llama “machistas” por el solo hecho de haber nacido hombres.

Monasterio también se mostró en desacuerdo con el proyecto de ley de protección a la infancia frente a la violencia que se está tramitando en el Congreso, pues a su juicio, este proyecto también tiene una buena carga de "adoctrinamiento ideológico" y le impediría tomar medidas correctivas a los padres.

Vox se opone a que los estudiantes tengan acceso a cursos en los que se impartan contenidos que abogan por la igualdad de género, contra la violencia machista y en favor de los derechos de las personas a elegir su preferencia sexual, pues alegan que eso es “adoctrinamiento”, y que esa práctica no debe estar en las escuelas.

Adoctrinamiento para el PP

En consonancia con su doctrina absolutista, la candidata de Vox recomendó a sus eventuales futuros socios en el Gobierno de Madrid, que perfilen "ideario y mensaje común", porque en ese partido al parecer "cada uno piensa una cosa" diferente.

Entre Ayuso y Monasterio no se sabe quién manda a quién.

Añadió que de no hacerlo, el PP va a terminar corriendo la misma suerte que Ciudadanos, ya que sus votantes no sabía si sus representantes votarían "para tener otra vez estado de alarma o para levantar las restricciones".

"Si uno ahora ve el panorama político no sabe que va a hacer el Partido Popular", criticó la dirigente de extrema derecha que puso en duda quién ocupa el verdadero liderazgo dentro de ese partido. "En Vox tenemos un proyecto nacional a diferencia de otros partidos", amenazó.

Randolph Borges

Periodista de la UCSAR y locutor por la UCV desde hace más de 20 años. Convencido de que Superman y Spider-Man tuvieron un buen motivo para elegir el periodismo. Sigo buscándolo. Apasionado de la ciencia ficción, del cine y de todo lo que se cuente en clave de saga. Soy uno con la Fuerza y la Fuerza está conmigo, y estoy seguro que el daño de Disney a Star Wars es reparable.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias