Política

Padre de niño muerto en La Rambla: Había un silencio que nunca voy a olvidar

En Madrid, el cuarto día de la vista oral contra los tres acusados por el atentado de La Rambla de 2017 transcurrió con el testimonio de Francisco Hernández, padre del niño de tres año que murió en el atropello

Padre de niño muerto en La Rambla: Había un silencio que nunca voy a olvidar
Padre de niño muerto en La Rambla: Había un silencio que nunca voy a olvidar

La vista oral que se celebra en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares y que juzga a tres presuntos miembros de la célula yihadista que atentó el 17 de agosto de 2017 en La Rambla de Barcelona llegó a su cuarto día y el nuevo testimonio fue el de Francisco Javier Hernández, padre del niño de tres años que murió atropellado por la furgoneta que conducía Younes Abouyaaqoub.
 

El tribunal miraba de forma atenta a Hernández mientras él daba su desgarrador relato. Foto: La Vanguardia

En su estremecedor y desgarrador testimonio, Hernández afirmó que “todos los sentimientos que tiene uno en la vida para luchar quedaron rotos en el suelo de La Rambla” y recordó que ese día había un silencio que jamás olvidará. “No lo he escuchado nunca, ni en ninguna Iglesia, ni en ningún sitio”, afirmó Hernández.

Con evidente dolor, el desconsolado padre recordó como ese día, su hijo Xavi, estaba de visita a La Rambla junto a su mamá, hermana mayor y su tío Paco. Hubo un momento en que su esposa y su hija se separaron de Xavi y su tío, fue en ese momento en que comenzó el atentado terrorista. Paco murió al instante, mientras que el niño salió expelido por el aire.

Él estaba en otra zona de Barcelona y cuando le avisaron de lo ocurrido, llegó en taxi, y cuando comenzó a caminar por la calle, se fue haciendo consiente de lo que había ocurrido, pues vio a gente en el suelo. En ese momento aún no habían llegado ambulancias.

Ante las preguntas de su abogado y las miradas del tribunal y de los propios acusados, Mohamed Houli, Driss Oukabir y Said ben Iassa, Hernández relató que allí no encontró a su hijo, pues ya se lo habían llevado a un centro de salud y allí le informaron que Xavi había muerto tras ser atropellado, y les dejaron pasar unas horas con su cuerpo.

Después les comunicaron que el cuerpo del niño se lo llevarían para hacerle una autopsia. Fue muy duro porque tenían que hacerle la autopsia, a un cuerpo tan pequeño. ¿Por qué?”, dijo. Pero su pesadilla no terminó ahí, pues él contó que le pagaron por la pérdida de su hijo, aunque él quiso devolver el dinero, su abogado le dijo que no se podía. “¿Hay suficiente dinero en el mundo para sacar a mi hijo de un nicho? Mi hijo vale 250.000 euros”, espetó.

Marianyfel Salazar

Periodista and Social Media Management, con conocimientos en Comunicación Corporativa y Organizacional; medios de comunicación impresos, audiovisuales y radiofónicos; y posicionamiento de marcas+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias