Política

Relajación de la hostelería: la decisión de Ayuso que choca con políticas del PP

La oposición la acusa de poner sus intereses por encima de los del colectivo, sus camaradas de partido se deslindan con sus acciones de las políticas emprendidas por la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Una de las banderas que enarbola orgullosa la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso, es la de permitir la apertura de la hostelería y la restauración en su jurisdicción, aunque ello vaya en contra de las políticas emprendidas en casi toda España para frenar la ola de contagios de coronavirus. Las decisiones de Ayuso, no son emuladas por sus pares del PP en otras comunidades como Galicia, Castilla y León, Murcia y Andalucía.

Díaz-Ayuso quiere ampliar el número de comensales en restaurantes en plena tercera ola de la pandemia.

No hay duda de que a los presidentes de estas regiones les encantaría mantener la hostelería abierta, la variedad y calidad de la cocina que ofrecen es uno de los atractivos turísticos más ricos de toda España, pero la pandemia les ha hecho retroceder en tan polémica decisión para preservar la salud de sus ciudadanos.

Madrid ha optado por una decisión por la que yo no me sentiría responsable si la tuviese que aplicar en Galicia y, por tanto, he optado por otra”, ha declarado al diario La Voz de Galicia Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Junta de Galicia. Sus palabras van acompañadas por la acción de mantener regulada la hostelería en la región y ordenar el cierre de todo comercio no esencial a partir de las 18:00 horas.

La nueva normativa será elevada por Ayuso ante la Asamblea de Madrid este viernes.

Otras regiones como Andalucía, van en dirección opuesta a la de Ayuso, ya que allí la hostelería cierra a partir de las 18:00 horas, pero en los municipios donde la incidencia del virus sobrepasa los 1000 contagios por cada 100 mil habitantes, estos negocios están cerrados totalmente.

En Castilla y León, donde gobierna el “popular” Alfonso Fernández-Mañueco, se acaba de ordenar el cierre de toda la hostelería, mientras que en Murcia, donde el gobierno también está presidido por un líder del PP, Fernando López Miras, la actividad hostelera está reducida a la venta de comida en la puerta del local o repartida a domicilio. En noviembre pasado López Miras declaró: “No podemos normalizar la muerte. Nos duele, pero sin vida no hay economía posible”.

Entre tanto Madrid no solo ha ampliado hasta las 21:00 horas la apertura de la hostelería, sino que la presidenta Ayuso ha instruido elevar de cuatro a seis la cantidad de comensales, y como medida poco novedosa, obliga al uso del mascarillas dentro de los restaurantes, como si se pudiera comer o beber con las mascarillas puestas.

Entre las propuestas quiere vacunar a los camareros de forma prioritaria.

Este lunes, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, quien no es del PP, pero aplica políticas similares a las del resto de las CCAA, dijo que su región se ve afectada por las políticas de apertura que tiene Madrid, ya que congestiona los servicios de la región vecina. “Otros en España van presumiendo de ser menos restrictivos, de modo que cuando se abra la barrera nos volvemos otra vez todos a complicar la vida”, dijo Page.

El presidente del PP, Pablo Casado, suele poner como ejemplo de lucha contra el coronavirus a Madrid, que solita ya ha puesto más de 20 mil muertos a la pandemia. Desde las otras regiones gobernadas por los “populares”, se preguntarán ¿ejemplo de qué?

Randolph Borges

Periodista de la UCSAR y locutor por la UCV desde hace más de 20 años. Convencido de que Superman y Spider-Man tuvieron un buen motivo para elegir el periodismo. Sigo buscándolo. Apasionado de la ciencia ficción, del cine y de todo lo que se cuente en clave de saga. Soy uno con la Fuerza y la Fuerza está conmigo, y estoy seguro que el daño de Disney a Star Wars es reparable.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias